Crisis cambiaria: el peso perdió 23% de su valor en una solo día

El presidente Macri responsabilizó al kirchnerismo por el fuerte incremento del dólar

Tras la aplastante victoria conseguida por el Frente de Todos (FDT) en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) del domingo pasado, el dólar registró una fuerte suba ayer y cerró a $51,20 para la compra y $57,30 para la venta, según el promedio elaborado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Implica una suba de 23% respecto del viernes último, cuando la divisa cerró a $46,47.

El Central intentó con toda su artillería morigerar la escalada del dólar: vendió US$100 millones de sus propias reservas, intervino en futuros y convalidó un aumento de la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq) a casi 75%, lo cual equivale a una suba de más de 10%. Sin embargo, ninguna de las medidas bastó para apaciguar la inestabilidad cambiaria.

La suba del tipo de cambio obligó la reacción del presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien convocó a su equipo económico por la tarde. Estuvieron presentes los ministros Germán Garavano (Justicia), Dante Sica (Producción) y Nicolás Dujovne (Hacienda), además del titular del Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice), Francisco Cabrera, entre otros.

Luego, el mandatario nacional brindó una conferencia de prensa junto a su compañero de fórmula, el peronista Miguel Ángel Pichetto. Se esperaba que Macri anunciara medidas para contener la disparada del dólar y sus consecuencias en la economía de los argentinos.

Sin embargo, el jefe de Estado se limitó a decir que instruyó a su Gabinete a “que prepare todas las medias económicas para que se cuide a los argentinos”. Para el mandatario nacional, la Casa Rosada debe asegurarse “que este proceso no lastime más a los argentinos”.

Por otro lado, Macri evitó cualquier tipo de autocrítica respecto del avance de la divisa norteamericana y directamente le echó la culpa al kirchnerismo. “Todos tenemos que entender que el problema mayor que tenemos los argentinos es que la alternativa al gobierno, la alternativa kirchnerista, no tiene credibilidad en el mundo. Es algo que yo se los vengo contando hace tres años y medio. No tiene la confianza necesaria para que la gente quiera venir e invertir en el país”, aseguró el jefe de Estado. “Eso es algo que debería hacer una autocrítica el kirchnerismo y tratar de resolverlo. Construir esa credibilidad”, añadió.

Para el Presidente, el resultado de las Paso y la debacle económica registrada ayer -que no sólo abarcó al dólar sino también a los bonos argentinos y al riesgo país- demuestra la existencia de “un problema grave entre el kirchnerismo y el mundo”. Finamente, mandó a trabajar al FDT “para que tengamos una elección más normal” en octubre y “generar esa credibilidad”. Luego se eximió de toda responsabilidad al decir que “está acá como Presidente para ayudar en lo que pueda”.

Pichetto, en sintonía con el Gobierno

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio acompañó ayer a Macri durante la conferencia de prensa que montaron para intentar apaciguar la inestabilidad cambiaria. “No le echamos la culpa a la gente de cómo ha votado, pero le pedimos que analicen los efectos y las consecuencias, porque se están desarrollando”, sostuvo el senador nacional del Bloque Justicialista. “El Presidente está en control. Está con toda la responsabilidad frente a los acontecimientos económicos. Esto no terminó. Esto fue una elección primaria. El verdadero debate sobre los contenidos y el rumbo de la Argentina empieza ahora de cara al 27 de octubre”, finalizó Pichetto.

13 Agosto 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar