Los jubilados, el eslabón olvidado

Análisis │Por Nacho Graglia

Los ganadores y perdedores de Cambiemos están claros. No hay grises que permitan hacer una evaluación de otro tipo. Es evidente que, desde que llegó a la Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri aceitó los engranajes del sistema financiero y dejó que la economía productiva cayera poco a poco hasta escupir indicadores que no se registraban desde 2002.

Por eso, se mueven en verde la banca y los especuladores que entienden de la compra y venta de instrumentos financieros. Sin embargo, pierde todo el resto. Las pequeñas y medianas empresas y los trabajadores son la punta del iceberg. Pero debajo, olvidados, y entre otros grupos vulnerados, están los jubilados.

La semana pasada los jubilados alcanzaron los titulares de los medios por el recálculo que hizo la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) respecto de retención del Impuesto a las Ganancias. Hasta fines del año pasado, el mínimo no imponible de seis jubilaciones se apliacaba haber por haber. Este año, se aplica por beneficiario. De esta manera, los beneficiarios cuya suma de haberes supere el mínimo no imponible, pagarán el tributo. Según las estimaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso, el cambio genera que unas 47.600 personas deban Ganancias.

Cabe destacar que el mínimo no imponible correspondiente a enero y febrero de este año es de 55.854 pesos. Si un jubilado percibe ese ingreso, será alcanzado por el impuesto. Es una decisión que toma el gobierno nacional en un año en el que se prepara para un nuevo “ahorro”. Y nuevamente la variable que se ajusta son los jubilados.

De todas maneras, dentro de un sector fuertemente perjudicado por las decisiones económicas del gobierno nacional, los beneficiarios que pagan –y comenzarán a pagar– Ganancias están muy por encima de la gran mayoría. Hasta el año pasado, sólo 150.000 jubilados eran alcanzados por el tributo. Del total, representa una ínfima porción (lo cual no quiere decir que la medida sea menos escabrosa).

Quienes se encuentran en el fondo del tarro, son los que cobran la mínima. El monto percibido, en diciembre pasado, apenas superó los 9.000 pesos. No es un dato menor, si se considera que dos de cada tres jubilados cobra la mínima. Y es notable su situación porque el incremento registrado de este haber en 2018 fue de 28,8%, y la inflación, de casi 48%.

12 Febrero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar