Casi cuatro millones de personas cayeron en la pobreza en la primera mitad de 2019

El flagelo afecta al 35,4% de la sociedad

La constante suba de precios, la devaluación y la pérdida de poder adquisitivo que sufrieron los argentinos en los últimos meses impulsó una fuerte suba de la pobreza y la indigencia. Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la pobreza afectó a 15,9 millones de personas durante el primer trimestre de 2019, es decir, al 35,4% de la población argentina.

El indicador es alarmante porque implica un avance interanual de 8,1%. Dicho de otra forma: en los últimos 12 meses, casi cuatro millones de personas no pudieron cubrir los servicios básicos y cayeron en la pobreza.

De acuerdo con los datos del Indec, la pobreza golpeó con especial dureza a los más pequeños. El flagelo afectó al 42,3% de los jóvenes de entre 15 y 29 años y al 52,6% de los menores de 14.

De cualquier manera, ambos indicadores se ubicaron muy por encima del promedio registrado por el organismo nacional para la primera mitad del año. Son cinco millones de niños y adolescentes pobre (sobre 9.500.000 chicos). De ese número, más de un millón son indigentes.

Por otro lado, la indigencia —donde se incluye a las personas que no tienen ingresos suficientes para hacer frente a sus necesidades alimenticias— subió 2,8% interanual y afectó al 7,7% de los argentinos (más de tres millones de personas) durante la primera mitad de 2019.

Cabe destacar que las cifras difundidas ayer por el Indec quedan desactualizadas frente a la corrida cambiaria que se registró tras las elecciones primarias del mes pasado. Sus efectos se verán recién en el próximo informe semestral del organismo.

La UCA advierte que los “nuevos pobres” eran de clase media

El director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, Agustín Salvia, ponderó ayer las razones que derivaron en el aumento de la pobreza. “Esta inflación está efectivamente desgastando la capacidad de reservas de los sectores más pobres y de las clases medias bajas”, explicó. No obstante, aseguró que la situación advertida por el Indec es previa “al efecto importante que tuvo la devaluación” que se registró tras las elecciones primarias.

Por otro lado, el directivo de la UCA destacó el crecimiento de la desigualdad en materia de redistribución del ingreso. Por un lado, dijo que “los sectores medios/medios altos experimentaron una caída real de menos del 5% en sus ingresos”.

Sin embargo, en los sectores más bajos, la caída del ingreso medio fue de entre “el 17% y el 20%”. Finalmente, Salvia consideró que los “nuevos pobres” pertenecen a una clase media que nunca había caído en la pobreza. “Sufren la caída en la pobreza casi por primera vez en el escenario histórico post 2001/02”, añadió. “Esos son los que efectivamente le rechazan el voto a Macri”, aseguró. 

“No son los resultados que esperábamos”

La ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, afirmó ayer que el Gobierno sigue enfocado en “reducir la inflación” para que baje la pobreza. “Es un factor clave que tenemos para adelante”, resaltó la funcionaria.

Acompañada por su par de Trabajo y Producción, Dante Sica, la ministra dijo que los resultados obtenidos no son los que esperaba la Casa Rosada.  Por su parte, Sica sostuvo que el gobierno nacional “hace autocrítica cotidianamente” y trata de “corregir los errores para superarlos”. Además, afirmó que la Nación trabaja en mejorar las condiciones estructurales (cloacas, transporte, educación).

“Cuando salgan los nuevos índices deberíamos ver una mejora”, aseguró el titular de Producción antes de advertir que esos indicadores “no se medían antes y se miden ahora”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar