Más de 21.000 industrias pymes cerraron en casi cuatro años

El sector sufrió el tarifazo, las restricciones en el crédito y la caída del consumo interno

La recesión y la devaluación del peso desataron una verdadera crisis en la producción y comercialización de los productos de la industria pyme (pequeñas y medianas empresas). De acuerdo con el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el Índice de Producción Industrial Manufacturero (Ipim) arrojó una caída interanual de 6,4% en agosto. Además, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) advirtió ayer que las ventas se desplomaron 14,5% en septiembre con relación al mismo mes del año pasado (luego de una contracción de 18,6% registrada en agosto).

El Centro de Economía Política Argentina (Cepa) analizó los resultados del Indec y llegó a ocho conclusiones respecto de la complicada situación que atraviesan las pymes industriales. En primer lugar, sostuvo que el sector manufacturero acumula 16 meses de pérdidas consecutivas. Los sectores más comprometidos, durante el período analizado, fueron Automotor y equipos de transporte (-27% interanual en agosto), Productos de metal, maquinaria y equipo (-13%) y Textiles, prendas de vestir, cuero y calzado (-7,2%).
Por otro lado, el Cepa afirmó que, entre diciembre de 2015 y mayo de 2019, cerraron 21.644 pymes de 100 o menos trabajadores. En tanto, entre el último mes del año pasado y junio de 2019 se perdieron 146.855 puestos de trabajo del rubro industrial, según datos del Ministerio de Producción y Trabajo.

Respecto de las causas del colapso industrial, el Cepa enumeró al tarifazo, a la caída del consumo interno, a las altas tasas de interés (que vuelven prohibitivo el financiamiento) y a la apertura de las importaciones, como las principales. Para ilustrar el aumento de tarifas, el Cepa recordó que, en los últimos tres años y medio, la electricidad aumentó más de 3.200% y el gas más de 4.000%, lo cual supuso un fuerte impacto en el costo de las empresas.

En simultáneo, el salario real perdió durante 2019. Según las estimaciones del Cepa, se ubicarán en diciembre un 19,5% por debajo del valor registrado el mismo mes de 2015. “Teniendo en cuenta que la mayoría de las pymes industriales se encuentran abocadas al mercado interno, la caída (del salario y por lo tanto del poder adquisitivo) las afecta directamente”, explicó el Cepa.

Finalmente, la entidad indicó que las perspectivas a futuro no son las mejores, puesto que la tasa de interés, según analizaron especialistas en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central de la República Argentina (BCRA), estará en torno al 73% para diciembre de este año. El nivel “perjudica al sector, especialmente respecto a su capacidad de fondeo”, finalizó el Cepa.

Las ventas cayeron 14,5% en septiembre

En un contexto marcado por la caída del consumo en el mercado interno, la Came advirtió ayer que las ventas minoristas de las pymes cayeron 14,5% interanual en septiembre. El dato positivo es que, si la comparación se hace con respecto a agosto, las transacciones registraron un leve aumento de 2,1%. No obstante, en lo que va del año se acumuló un retroceso de casi 13% con respecto al mismo período del 2018. Entre otras cosas, la Came consideró que la caída no fue más profunda gracias a las cuotas sin interés ya que un tercio de los negocios no aumentó sus precios. Los rubros más perjudicados fueron los de Bazar y regalos, Electrodomésticos, electrónica, computación y celulares; Joyería, relojería y bijouterie, y Ferretería, materiales eléctricos y materiales para la construcción. Por otra parte, el 38,7% de los comercios consultados espera que sus ventas aumenten en los próximos meses, mientras que el 44,2% cree que se van a mantener sin cambios y el restante piensa que van a continuar cayendo. Por último, la entidad señaló que, a pesar del clima electoral, los negocios mantienen “buenas expectativas” para el próximo Día de la Madre.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar