Renault reduce su actividad a sólo un turno por la mañana

Por la crisis, la automotriz cerró el trabajo por la tarde en todas las áreas de la fábrica

La crisis que sacude al país volvió a repercutir en la industria local puesto que la automotriz Renault desactivó uno de los turnos de trabajo y redujo su tiempo de producción al mínimo: desde esta semana, concentra sus tareas en apenas seis horas de trabajo por la mañana.

Si bien la empresa ya venía recortando un turno en algunas áreas, como ensamblaje, ahora directamente cortó el trabajo por la tarde en todas las áreas, gesto elocuente ya que hace años que la firma venía trabajando en dos turnos. La decisión fue confirmada por fuentes del Smata Córdoba y la propia Renault en Comercio y Justicia. “Hemos decidido que sólo se realicen tareas en el turno mañana”, señalaron al matutino local desde la compañía.

La decisión repercute directamente en la planta de recursos humanos, que en septiembre sufrió el despido de 30 empleados y ahora tiene 270 trabajadores con alta incertidumbre respecto a su futuro. “La idea es que realicen diferentes actividades, incluso capacitaciones”, indicaron desde la compañía, aunque evidentemente que ese cambio de roles podría tener un límite si el freno de la producción se extiende en el tiempo. “Es muy probable que haya suspensiones en octubre y en noviembre”, admitieron fuentes de la compañía y confirmó el propio Smata.

Recientemente se produjeron de hecho nuevas cesantías aunque en áreas que no estaban vinculadas al convenio con Smata, gremio que había firmado un acuerdo con la empresa por el que se aseguraban los puestos de trabajo hasta el 31 de marzo de 2020. El convenio homologado en el Ministerio de Trabajo provincial prevé una reducción de la jornada a seis horas y dos turnos de trabajo para los operarios comprendidos en el convenio colectivo de trabajo 15/89 “E”. Por el tiempo de reducción de jornada diaria, la terminal pagará 70 por ciento del salario neto.

Actualmente, Renault produce 160 vehículos por día y ocupa a un total de 2.300 trabajadores entre la fábrica de autos y de camionetas aunque también se incluye a administrativos. La decisión de ajustar aún más la producción obedece a la caída de las ventas en el mercado interno y también a la baja demanda desde el exterior, principalmente desde Brasil.

El panorama no es muy diferente en el resto de las automotrices, ya que sólo Volkswagen mantiene un ritmo de producción regular en su planta de Camino a San Carlos. Fiat trabajó apenas un día por semana en septiembre, programa que se mantendría en octubre, aunque con algún día extra de trabajo para los casi 2.000 operarios que tiene la planta de Ferreyra. Iveco, a su vez, sigue con suspensiones periódicas con un horizonte de total incertidumbre.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar