El diario El País reflejó la crisis de la industria automotriz local

El matutino publicó un artículo que sostiene que las plantas trabajan al 30% de su capacidad

La gravedad de la crisis que atraviesa el sector automotriz en nuestra provincia quedó reflejada ayer en una nota publicada por el diario español El País, que objetiva la situación en un dato elocuente: las plantas de producción trabajan al 30% de su capacidad.

El artículo titulado “La Detroit argentina sufre la crisis de la industria”, en una comparación con la ciudad norteamericana que supo ser polo mundial de la industria automotriz, recoge testimonios de directivos de empresas y de líderes sindicales para retratar el estado que vive la industria en Córdoba y también en el país. Por ejemplo, Ramón Ramírez (director ejecutivo de Maxion Montich, un fabricante de chasis con capital argentino y brasileño que tienen 660 empleados) sostiene que “en 2013 fabricamos 800.000 vehículos y este año haremos menos de 330.000, de los cuales 240.000 serán pick-up. Los que hacen autos están todos hechos pedazos”.

Domingo Martínez, de Fumiscor, explica allí que en 2018 invirtió 28.000.000 dólares en 32 robots para abastecer de piezas de carrocería a tres modelos de pick-up que Renault, Nissan y Mercedes Benz habían prometido fabricar en nuestra provincia. Pero actualmente 29 de los 32 robots “juntan polvo” y los tres restantes trabajan seis horas cada tres días. La planta trabaja al 30% de su capacidad y tiene 470 empleados, 110 menos que hace un año.

“Mercedes Benz declinó el proyecto en todo el mundo, Renault no sabe qué hará con el suyo en Argentina y solo Nissan decidió seguir. Iban a fabricar 70.000 unidades al año y ahora producen solo 9.000”, se lamenta en la nota Gabriela Martínez, hermana de Domingo y directora de Fumiscor, firma que fundó el padre de ambos.

El panorama que brindan los sindicatos es aún más desolador. “Hoy hasta los robot están suspendidos”, dijo a El País José Porras, secretario adjunto del Smata Córdoba; mientras que Daniel Miranda, secretario administrativo del gremio, agrega que durante las reuniones con las empresas “nos sentamos las dos partes a llorar”, porque “ellos trajeron máquinas que ahora están todas embaladas”.

Smata lleva meses negociando con las fábricas y las empresas de autopartes soluciones alternativas a los despidos, como la suspensión de turnos o la reducción de la jornada laboral de ocho a seis horas. “Renault dice que le sobran 300 personas, Iveco que le sobran 60. Esos trabajadores hoy están fuera de la línea (de montaje), pero las empresas invirtieron mucho dinero para capacitarlos. Eso nos ayuda, porque solo ellos saben hacer esa camioneta o ese auto. Cuando bajamos la jornada a seis horas los compañeros nos agradecían, porque al menos mantienen el laburo”, agrega el secretario general del sindicato, Antonio Quintana.

El artículo firmado por Federico Rivas Molina aporta números nacionales para contextualizar el panorama: según los datos de octubre difundidos por el Gobierno de Mauricio Macri, la actividad industrial cayó un 8,1% durante los últimos 12 meses, arrastrada sobre todo por el sector automotriz, que se derrumbó un 26,4%. Las empresas esperaban producir en 2018 un millón de unidades pero la crisis que devastó el peso a mediados de año arruinó todas las previsiones y cerró con 473.000 unidades. Nadie duda de que 2019 será peor.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar