Fetap reclama una distribución equitativa de los subsidios

Exige que el aporte de 2019 se recalcule considerando una asignación igualitaria de los recursos, por un total de $1.416.839 anual por coche

La Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) reclamó nuevamente una distribución equitativa de los subsidios al sector y alertó que el sistema interurbano está prácticamente quebrado. En una audiencia pública realizada en la Legislatura de la Provincia, la entidad empresaria puso de manifiesto el impacto negativo que tuvo la manera en que se asignaron los recursos en apoyo a la actividad, particularmente en el sector del transporte interurbano.

Para contextualizar su reclamo, Fetap recordó que desde enero de 2019, y ante la reformulación de los subsidios, éstos fueron sustituidos por aportes de la Nación bajo el concepto de fondo compensador, por $1.236.060.000, y del Gobierno de Córdoba, por $2.000.000.000, es decir, un total de $3.236.060.000. Comparado con 2018, los subsidios sufrieron una disminución del orden del 22,68%. Cabe recordar que el año pasado el total de la asistencia financiera había ascendido a $4.185.328.000. 

La entidad alertó que el sistema interurbano está prácticamente quebrado y que ya no puede atender la totalidad de los costos operativos

Comparativo "preocupante"

Por medio de un comunicado, desde Fecac detallaron que en 2018 los recursos fueron asignados de la siguiente forma: 39,03% al transporte urbano de Córdoba Capital ($1.633.711.104); 9,81% al sistema urbano del interior ($410.570.520) y 51,16% al sistema interurbano ($2.141.046.456). En tanto, este año la asistencia se distribuyó del siguiente modo: 49,33% al transporte urbano de Córdoba Capital ($1.596.436.473); 11,90% al sistema urbano del interior ($367.200.878) y 39,20% al sistema interurbano ($ 1.272.422.649).

Las cifras implican que lo percibido anualmente por coche en 2019 asciende a $1.918.436 en el transporte urbano de Córdoba Capital; $1.354.985 en el sistema urbano del interior y $ 1.077.411 en el sistema interurbano. “Consecuencia de ello, tanto el sistema urbano del interior como el sistema interurbano han sufrido un trato desigual, que se hubiera evitado si la distribución se hubiera realizado de manera equitativa”, señaló Enzo Noriega, presidente de Fetap.

Ademas, agregó: “Con una distribución equitativa, a todos los sistemas les hubieran correspondido $1.416.839 por coche. Bajo ese supuesto, el sistema urbano del interior no hubiera perdido durante el año 2019 $16.762.470 y el sistema interurbano no hubiera perdido $400.864.069”.

Con lo anterior a la vista, Fetap reclama que el subsidio de 2019 se recalcule considerando una distribución equitativa de los recursos, por un total de $1.416.839 anual por coche. A la vez, exige que, sobre dicha base, se aplique un aumento del 40% en reconocimiento de la inflación que se prevé para el año 2020, con lo que el monto total del subsidio para el transporte para el año 2020 debería ser de $4.530.483.945.

Programas de Gobierno

En cuanto a los programas oficiales BEG, BAM y BOS, la entidad empresaria recordó que sufrieron un congelamiento en sus valores a partir del último incremento tarifario de junio del corriente año, produciendo pérdidas millonarias en los ingresos esperados por las prestatarias. En este caso, Fetap reclama para 2020 que el 40% de incremento de la partida presupuestaria se aplique luego de que los programas pagados desde junio de 2019 a la fecha sean también actualizados con el 30,28%, de modo de completar el año en curso con valores concordantes con los movimientos tarifarios que soportaron los usuarios de pago pleno.

Situación de quebranto

“El sistema está prácticamente quebrado; los concursos preventivos de acreedores y los procedimientos preventivos de crisis actualmente vigentes, además de las consultas que están efectuando empresas en estudios especializados en concursos, son una clara demostración de la gravedad del panorama en el sistema, el cual ya no puede atender la totalidad de los costos operativos”, insistió Noriega.

El directivo ejemplificó que la situación llevó a que en 2019 no se renovaran unidades, lo que confirma la descapitalización del empresario y la merma en la calidad del servicio y en las condiciones de seguridad, consecuencia de la fatiga del material rodante.

 Finalmente, rememoró que la disminución de la renovación de unidades es un fenómeno que se viene profundizando en los últimos años, ya que desde 2010 a 2017 en promedio se renovaron 128 unidades anualmente, en 2018 sólo se incorporaron 54 coches y ninguno en el corriente año.

 

 

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar