Bonistas privados ceden a pedido del FMI

Los acreedores se mostraron dispuestos a renegociar la deuda, pero pidieron más información del plan económico

Tras el comunicado difundido por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el que sostuvo que la deuda de Argentina “no es sostenible” y les solicitó a los acreedores privados una “contribución apreciable”, algunos bonistas mostraron hoy su disposición a renegociar la deuda. Los agentes privados, a los que se les pidió una quita en el volumen de las obligaciones, indicaron que están dispuestos a “trabajar con la Argentina” pero primero desean conocer algunas precisiones sobre el plan económico de reactivación.

El titular del asesor Greylock Capital, Hans Humes (uno de los líderes y voceros de acreedores privados que renegociará la deuda con el gobierno nacional), se mostró abierto a “trabajar con la Argentina para proporcionar un alivio suficiente para permitir que el gobierno cubra las necesidades sociales básicas de sus poblaciones”. Y agregó: “No nos sorprende la declaración del FMI, pero hubiéramos recibido con agrado más datos analíticos que podrían ser la base para ver qué brechas existen y cómo los acreedores pueden ayudar a cerrar esas brechas”. En este sentido, el presidente Alberto Fernández se mostró conforme con lo expresado por el Fondo y celebró que la entidad económica “nos dio la razón”. “Nos dio la razón el Fondo Monetario. Lo que nosotros decíamos era verdad”, indicó el Jefe de Estado, en el marco de la inauguración de una planta de medicamentos biológicos en Escobar.

En su discurso, el mandatario, que estuvo acompañado por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el actual embajador en España, Ricardo Alfonsín, destacó que “hoy es un día especial para nosotros” debido al respaldo recibido para llevar a cabo la reestructuración de la deuda. “Resulta que hoy nos despertamos todos con que el que nos dio la razón es el FMI. Lo que nosotros decíamos no era mentira”, afirmó Fernández. Y agregó: “Con Roberto advertíamos que (durante el Gobierno anterior) había una Argentina de ilusión, que indefectiblemente iba a encontrar un momento de quebranto. Lo decíamos y nos acusaban de cosas terribles, de populistas, de irresponsables, de querer deprimir a la gente”.

En la misma jornada, la titular del FMI, Kristalina Georgieva, indicó que el plazo que tiene nuestro país para renegociar la deuda es “apretado”. A su vez, la funcionaria del organismo crediticio afirmó: “Compete al gobierno argentino llevar a cabo negociaciones con los acreedores”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar