Las bolsas mundiales, rumbo a un crack

Los principales índices a nivel global registraron fuertes caídas por la expansión del coronavirus

Una vez más, la propagación del coronavirus profundizó ayer el debacle en las bolsas mundiales. En esta ocasión, el precio del petróleo tuvo un gran descenso para afrontar la baja demanda producida por la enfermedad (ver: el valor del petróleo...), lo que generó una abismal caída en los principales índices a nivel mundial (mermas promedio del 9%) alcanzando el peor día desde la crisis financiera de 2008.

El inicio del “lunes negro” se vio protagonizado por el derrumbe del mercado ya que al comienzo de la rueda de negocios en Wall Street, sus principales índices bursátiles (Dow Jones y S&P 500) registraron una merma de más del 7%. Debido a este negativo arranque, decidieron suspender las transacciones momentáneamente.
15 minutos después, las operaciones se reanudaron y, al final del día, el Dow Jones registró una pérdida de 7,79%, mientras que el S&P 500, de 7,60%. Para tomar dimensión de la gravedad de la situación, esta cifra es mayor a la caída producida durante los pasados lunes 24 y martes 25 de febrero, donde la expansión del coronavirus impactó de lleno en los índices registrando una disminución de 6,6% para el Dow Jones en la suma de ambas jornadas.

La situación se repitió en Europa, donde las bolsas de valores llegaron a desmoronarse 11,2% (Italia). El hundimiento se produce en ese continente producto de las medidas tomadas por los diferentes gobiernos que restringen la circulación. Por ejemplo, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, anunció el pasado domingo restricciones para entrar o salir de las regiones del norte, que resultan ser las más afectadas por el virus, sin una razón comercial o de salud “demostrable”. Esta medida fue ampliada horas más tarde a todas las ciudades del país europeo lo que afecta directamente a la actividad comercial de esa nación.

Al igual que los índices bursátiles de Estados Unidos, los europeos sufrieron una fuerte caída durante la jornada de ayer. El FTSE 100 (Inglaterra) perdía ayer el 7,51%, DAX (Alemania) bajaba el 7,89 %; I.G. Bolsa Madrid (España) el 8,13 %; CAC 40 (Francia) el 8,39 % y FTSE MIB (Italia) el 11,17 %. Las mermas registradas son las mayores desde julio de 2016, cuando se conoció el resultado a favor del Brexit en el Reino Unido.

En tanto, en Asia, el desplome rondó el orden del 5% en Tokio y del 4,2% en Hong Kong. El traspié más pronunciado se dio en Tailandia (7,96%), país en el que el Coranavirus impactó negativamente en el turismo, en gran medida procedente de China.

La bolsa porteña se derrumbó 13,7%, la más grande pérdida del Globo

En sintonía con los mercados mundiales, la bolsa de comercio de Buenos Aires también sintió ayer el shock financiero y sufrió la mayor caída a nivel global. Las acciones líderes de la bolsa porteña se derrumbaron un 13,7%, mientras que el indicador Merval retrocedió hasta los 30.379,9 puntos y el riesgo país se disparó hasta los 2.791 puntos, un nivel que no se registraba desde 2005. Una de las empresas que más sufrió la caída fue YPF, cuyos papeles se desplomaron 23,8%, en consonancia con el contexto internacional de baja del valor del crudo que la Opep no pudo contener.

El debacle afectó también a los papeles de Comercial del Plata que cerró con un retroceso del 17%, seguido por Banco Macro, 16%; Grupo Galicia, 15,9%; Transportadora Gas del Norte, 14,8%; Banco Supervielle, 14,6%; BBVA, 14,5% y Central Puerto, 14,26%. Continuaron en la línea de descensos las acciones de Transportadora Gas del Sur, 13,9%; Pampa Energía, 13,3%; Edenor, 12,9%; Ternium, 12,5% y Cablevisión, 12,2%. Otras firmas que sufrieron caídas fueron Aluar y Grupo Valores, 9%; Holcim, 8,7%; Transener, 7,9%; Cresud, 7,8% y Bolsas y Mercados, 6,7%, que mantuvieron su baja en una sola cifra, mientras que Telecom cayó sólo 1,8%.

En cuanto al riesgo país medido por JP Morgan, el indicador llegó a superar durante la jornada la barrera de los 2.800 puntos alcanzando su pico más alto desde 2005. No obstante, cerró en 2.791, estableciendo así el mayor punto en los últimos 15 años. Por otra parte, los bonos de la deuda argentina registraron pérdidas que llegaron hasta el 6%, pese a que el Gobierno pudo colocar deuda por $ 16.400 millones, a tasas más bajas.

El valor del petróleo Brent tuvo la mayor baja en 29 años

El valor del barril de petróleo Brent cayó ayer un 24,1% en lo que fue la mayor baja diaria desde la Guerra del Golfo, en enero de 1991. El derrumbe del precio del crudo se debe a un desencuentro producido el viernes entre Arabia Saudita, país líder de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y Rusia, una de las naciones aliadas de la institución.

En esa ocasión, el país europeo rechazó la propuesta que había presentado la Opep, que planteaba bajar la producción del petróleo para mantener los precios ante la poca demanda del producto generada por la propagación del coronavirus. Ante este negativa, Arabia tomó la decisión de bajar pronunciadamente el costo de sus barriles y, a partir de abril (fecha en la que caduca el contrato existente), aumentar considerablemente su producción de 9,7 a 12 millones de barriles diarios. Los futuros del crudo Brent cayeron un 24,1% y cerraron en US$ 34,36 el barril.

Vaca Muerta

El desplome de los precios que sufrió ayer el petróleo encendió todas las alertas en el sector y en el gobierno nacional. Por este motivo, uno de los principales consultores de empresas petroleres explicó que “las inversiones se van a detener”.

“A estos precios no hay forma de justificar económicamente la inversión”, explicó. Con los niveles actuales, el economista Víctor Beker advirtió que se torna difícil la realización del proyecto petrolero de Vaca Muerta. Además, el especialista opinó que “cualquier tipo de elemento que perturbe los mercados internacionales repercutirá en el país”, lo que “dificultará el proceso de reestructuración de la deuda”. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar