Con controles, Córdoba se prepara para la vuelta de las actividades

El Concejo Deliberante sancionó un paquete de iniciativas para la reapertura de la actividad comercial.

El Concejo Deliberante de la Ciudad sancionó hoy de manera conjunta un paquete de proyectos de ordenanzas y resoluciones que adhirieron y ordenan las medidas de apertura establecidas por el Centro de Operaciones de emergencia (COE) para las actividades económicas y recreativas en Córdoba en la Fase 4 para la salida ordenada del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional para combatir la pandemia del Covid-19.

De esta forma, se aprobó la adhesión del Departamento Ejecutivo a los protocolos sanitarios elaborados por el COE y el Ministerio de Salud de la Provincia, que establecieron las condiciones para estas actividades junto a la solicitud al intendente Martin Llaryora que permita la apertura parcial de grandes superficies comerciales, galerías comerciales en el aérea central de la ciudad y los lavaderos de autos.

En igual sentido, el cuerpo deliberativo le solicitó al Intendente la conformación de una comisión integrada por áreas del Ejecutivo municipal y miembros del Concejo Deliberante para el diseño de un plan integral con las medidas para salir ordenadamente del aislamiento social obligatorio. También se le solicitó al jefe comunal que analice la concesión del permiso de flexibilización ante la cuarentena.

Dentro del paquete de iniciativas que se sancionaron de manera conjunta, los ediles establecieron la demarcación obligatoria de espera para las personas en entidades bancarias, red de cajeros automáticos y redes privadas de cobranza a los fines de conservar el distanciamiento social como así también la obligatoriedad de las mismas delimitaciones en edificio públicos y privados con más de cien personas en estado de permanencia o circulación, al igual que en los espacios públicos.

Asimismo, los concejales establecieron por ordenanza las condiciones para el desarrollo de actividades en la ciudad que encuadren dentro de las excepciones al aislamiento social como la obligación de una delimitación física en los espacios en los que se desarrollarán actividades aeróbicas.

Por último, los ediles aprobaron el pedido a Llaryora para que implemente rondas en los barrios con los integrantes del Programa de Voluntarios del COE y Servidores Urbanos para el control del cumplimiento sobre el uso adecuado del cubreboca y del distanciamiento social.

El concejal oficialista Nicolás Piloni aseguró que “nos encontramos en una nueva etapa de esta pandemia, podemos autorizar nuevas actividades comerciales, vamos a volver a una nueva normalidad, a pesar de que nuestro Presidente extendió la cuarentena, por eso esta adhesión que hace este cuerpo a los protocolos establecidos por el COE para hacer volver a girar la rueda de la economía de la ciudad”.

La sesión se desarrolló de manera virtual, sólo con la presencia de los ediles oficialistas ya que los opositores se rehusaron a seguir participando de las sesiones virtuales debido a que consideraron, mediante un comunicado de prensa, que “el oficialismo está avasallando el derecho a sesiones ordinarias como lo estipula la Carta Orgánica, ya que las sesiones especiales del artículo 33 del Reglamento interno son todas las que se celebran fuera de los días prefijados” y denunciaron que Hacemos por Córdoba se escuda en la pandemia y en una interpretación antojadiza del reglamento interno para solo aprobar ordenanzas enviadas por del Departamento Ejecutivo.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar