El país espera por la respuesta de los acreedores más duros

Guzmán remarcó que Argentina tiene una gran voluntad de llegar a un acuerdo

En el mismo día en el que terminó de presentar formalmente la nueva propuesta para el reperfilamiento de la deuda externa, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, aseguró ayer que se trata de la “última oferta” por parte del país. El funcionario indicó que ahora la decisión “está del lado de los acreedores”.

“Hay una gran voluntad de la Argentina de acordar; hemos hecho un esfuerzo importante y ahora queda que los acreedores hagan la suya”, manifestó el encargado de la cartera económica. Al mismo tiempo, reiteró que el país “necesita resolver este problema de deuda insostenible para tener condiciones para recuperarse, generar trabajo, un país más dinámico y estable”.

Cabe destacar que el martes pasado dos fondos inversores, Gramercy y Fintech, avalaron el nuevo ofrecimiento y confirmaron que lo van a aceptar. Asimismo, la Bolsa de Buenos Aires registró durante esa jornada una suba de 9%, mientras que las acciones de las principales empresas argentinas subieron en promedio 15% en Nueva York. “Lo que tenemos es el apoyo de una parte importante del mercado. Ayer (por el martes) se ha visto la reacción de parte de jugadores muy importantes”, dijo el titular del Palacio de Hacienda.

Además, Guzmán se refirió a las negociaciones con la parte más dura de los bonistas. “Hemos tenido acuerdos con un número de acreedores pero hay un grupo de inversores muy importantes en el mundo, el comité Ad Hoc, con los cuales no hemos tenido acuerdo. En un momento dejaron de negociar y se plantaron en una posición de demandas que la Argentina no puede sostener”, señaló. En la misma línea, el ministro afirmó que la intención no es “confrontar” con ese grupo liderado por BlackRock ya que “poco ayuda al país tener una relación insostenible con los acreedores”.

No obstante, Guzmán afirmó que “Argentina está considerando la posibilidad de no resolver todo sino una buena parte; sin llegar a las mayorías para cerrar el 100% de la deuda”.

Por otro lado, el fondo Greylock Capital Management, que integra el Comité de Acreedores, consideró “razonable” la nueva propuesta. “Estamos examinando los detalles de la última oferta de deuda”, indicó ayer Hans Humes, CEO de la firma. Y aseveró: “Será difícil para los grandes fondos no participar en esta propuesta, porque sería una complicación quedarse fuera”.

En otro orden, la Justicia de Nueva York dictaminó ayer que Argentina debe pagar poco más de US$ 224 millones a dos holdouts por bonos defaulteados en 2001 que no fueron reestructurados durante 2005 y 2010. Se trata de Attestor Master Value y Trinity Investments, “dos fondos de los muy pocos que quedaron pendientes por reestructurar”, según el analista Sebastian Maril.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar