El Gobierno cuestionó las subas sin 'justificativos' en los alimentos

Por su parte, los empresarios piden la revisión del programa "Precios máximos"

El Gobierno mantuvo en la jornada de ayer una reunión con representantes del sector alimenticio con el objetivo de encontrar una medida que permita frenar el aumento en productos básicos.

El encuentro, que se extendió por una hora y media, convocó a cámaras y empresas de toda la cadena de valor alimenticia, de supermercados, representantes de la mesa del trigo, del maíz y de la carne, así como a sindicatos que agrupan a los trabajadores del sector. Según trascendió, desde el equipo de Alberto Fernández advirtieron que se detectaron aumentos en los insumos, tanto en la fase primaria, agroquímicos y la fase industrial, sin un "justificativo razonable". 

De ese modo, el Gabinete económico planteó la necesidad de avanzar en un esquema de trabajo para coordinar una expectativa inflacionaria que pueda converger con las metas establecidas en el Presupuesto. 

Así es que la administración de Fernández propuso avanzar en un esquema de trabajo sobre ejes como insumos alimenticios, no alimenticios e industriales, costos de logística, el funcionamiento del Programa de Precios Máximos, productividad y salarios.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aclaró que la mesa convocada del jueves no fue pensada para "buscar culpables, sino para encontrar soluciones". Al respecto, los funcionarios expusieron su intención de establecer "compromisos cruzados" en los que "cada sector haga su aporte". Asimismo, explicaron que a lo largo del año pasado se detectaron "insumos que aumentaron por encima de los precios finales", por lo que llamaron a "armonizar" esa situación.

Los empresarios, por su parte, reiteraron el reclamo al Gobierno sobre la continuidad del programa Precios Máximos y se llevaron la promesa respecto de analizar ese punto. Hasta el momento, la Secretaría de Comercio interior sólo había accedido a quitar algunos artículos de la lista fijada en el inicio de la crisis sanitaria.

El secretario general de los Trabajadores de la Industria de la Alimentación, Rodolfo Daer, destacó la convocatoria y analizó: "En la inflación los que más sufren son los trabajadores" y manifestó que se hará "el esfuerzo" necesario.

Por el sector privado participaron ejecutivos de las firmas productoras de alimentos de Arcor, AGD, Molinos Ríos de la Plata, Nestlé, Ledesma, Danone, Granja Tres Arroyos, Paladini, Cabrales, Quilmes, Mastellone, Molinos Cañuelas, Bunge, Casamen, Morixe Hermanos y Mondelez.

También asistieron representantes de la Sociedad Rural Argentina (SRA), de la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas Sin Alcohol; Cámara Argentina de Fabricantes de Productos Aromáticos; Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines; Cámara de Armadores de Pesqueros Congeladores de la Argentina, entre otros

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar