El consumo de carne vacuna cae en el país a cifras históricas

El mes pasado el promedio fue de 47,7 kilos por persona, 53 menos que en 1956

El consumo promedio de carne vacuna se ubicó en agosto en 47,7 kilos por habitante, con una caída interanual del 4,9% respecto de los 50,1 kilos consumidos en el mismo mes del año pasado, de acuerdo con el último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA). La información se da a conocer en un contexto marcado por las críticas de los diferentes sectores de la producción e industrialización por las restricciones a la exportación de carne vacuna, extendida por el Gobierno hasta el 31 de octubre.

Si bien los precios de los principales cortes vacunos mostraron rebajas en julio y agosto, la pérdida de poder adquisitivo de la población, así como los aumentos de la carne en los meses previos por sobre la inflación general, determinaron una reducción del consumo per capita de 2,44 kilos en un año.

Tanto por el deterioro de la capacidad de compra de la población como también por cambios en los hábitos de alimentación, el consumo de carne vacuna viene mostrando en las últimas décadas un decrecimiento sostenido y se ubica a una distancia sideral respecto del récord de 101 kilos por habitante de 1956. Desde entonces, a lo largo de más de tres décadas los niveles anuales de consumo por habitante oscilaron entre los 70 y 95 kilos, para experimentar un descenso a partir de la década del 90 del siglo pasado.

CICCRA precisó que el mes pasado la producción de carne vacuna fue de 262.600 toneladas de res con hueso, de las que 212.600 toneladas se habrían destinado al mercado interno, si el volumen de exportación se mantuvo en las 50.000 toneladas autorizadas.

La entidad presidida por Miguel Schiariti indicó además que en agosto el precio al consumidor volvió a descender en las carnicerías y supermercados de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano (-0,9%), aunque con menor intensidad que en julio (-1,2%).

Expectativa de Came por la venta minorista

El consumo en centros comerciales y supermercados, como también en el segmento mayorista, mostró un leve crecimiento en el último mes, tras el desplome del sector en 2020 por la pandemia.

Las ventas minoristas pymes a precios constantes crecieron 9,1% en agosto frente al mismo mes de 2020 y 40,6% de los comercios relevados declaró estar mejor que en 2019, el año previo a la pandemia, de acuerdo con el último informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) difundido en la víspera.

Sin embargo, la entidad remarcó que el crecimiento interanual de las ventas minoristas se ubicó 6% por debajo de las de agosto de 2019; y en el acumulado de año subieron 13,7% frente a 2020 pero cayeron 12,3% respecto de 2019. Asimismo, frente a julio de este año, las ventas crecieron 0,6% en promedio. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar