El debate es un derecho de los ciudadanos

Editorial

Las campañas electorales deben servir para que los ciudadanos conozcan y entiendan las propuestas de los distintos candidatos. Se suponen que las inmensas sumas de dinero que se gastan son para eso. Es decir, para explicitar lo que harán (o no harán) si ganan las elecciones y ocupan los cargos para los cuales se postulan.

A esos fines, varían las estrategias y tácticas de cada comando de campaña. Hay diversas variantes para llegar a los electorales y ganarse el voto. La publicidad es uno de ellos, el más usado. Por estos días, los medios de comunicación y las redes sociales, cada vez más, se inundan de caras sonrientes y eslóganes ocasionales.

Así, en medio de un amplio y profundo descreimiento de la ciudadanía en la política, los partidos y las alianzas hacen enormes esfuerzos para captar la atención de la gente. La indiferencia y, a veces, el fastidio suelen ser las reacciones de las personas comunes y silvestres, angustiadas y preocupadas por la crisis económica y social.

Entre otros, el debate entre los candidatos puede ser un medio efectivo para motivar a esos votantes desinteresados o fastidiados. Por ejemplo, el debate entre Mauricio Macri y Daniel Scioli, antes de la segunda vuelta electoral en las elecciones presidenciales de 2015, tuvo una gran repercusión política y social, tanto en los medios como en las redes.

Como se sabe, el 12 de mayo habrá elecciones en la provincia y, simultáneamente, en muchas municipalidades cordobesas. Entre ellas, en la capital provincial. Pues bien, los candidatos de Hacemos por Córdoba no debatirán con sus pares. Así lo informaron los representantes de sus comandos electorales.

En la práctica, ni el candidato a gobernador de la provincia, Juan Schiaretti, ni el candidato a intendente de la Ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, concurrirán a los debates que organicen los medios de comunicación social (escritos o audiovisuales), las universidades (públicas o privadas) o cualquier otra organización no gubernamental.

El argumento para negarse por anticipado a cualquier debate ha sido llamativamente inverosímil y poco ingenioso. Supuestamente, no debatirán porque Héctor Baldassi, actual diputado nacional y candidato a la vicegobernación por Córdoba Cambia, no debatió en las elecciones legislativas realizadas en 2017.

De esa manera, lamentablemente, una de las fuerzas políticas le negará a los cordobeses la posibilidad de contrastar sus ideas con las de sus oponentes. Es probable que esto no incida sobre el resultado electoral. Sin embargo, la negativa es criticable porque el debate es un derecho de los ciudadanos y no de los candidatos.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar