El buen uso de la boleta única

Editorial

El 12 de mayo, los cordobeses elegiremos gobernador, vice, legisladores provinciales y tribunos de cuentas. Será la décima elección provincial desde la recuperación de la democracia representativa, hace casi 36 años. No es poco, considerando la desdichada historia de golpes de Estado y gobiernos de facto que sufrimos durante el siglo 20.

Ya conocemos a los candidatos de los partidos y sus alianzas. Nos resta saber qué quieren hacer y, sobre todo, cómo lo harían si ganasen. Lamentablemente, el marketing electoral nos impone fotos cargadas de vanidades personales y eslóganes recargados de obviedades intrascendentes. Todavía faltan las propuestas en serio.

Sin embargo, hay un detalle que no es menor y, por lo tanto, debe ser destacado. Por tercera vez, los cordobeses votaremos con la boleta única de sufragio (BUS). La primera vez, en 2011, José Manuel de la Sota se impuso a Luis Juez y a Oscar Aguad. En 2015, Juan Schiaretti hizo lo propio con Oscar Aguad y Eduardo Accastello.

Cabe recordar que la boleta única eliminó las “sumatorias de votos”, un perverso sistema por el cual varios partidos podían tener, por ejemplo, el mismo candidato a gobernador pero distintos candidatos a legisladores. Así, los electores se encontraban con una gran cantidad de boletas en el cuarto oscuro y corrían el riesgo de equivocarse al elegir la papeleta.

Aquel sistema fue abolido. Desde entonces, en Córdoba, todos los candidatos de todos los partidos aparecen en una misma boleta que, además, es proporcionada por el presidente de mesa a cada elector el día de la votación. En esa boleta, el votante expresa sus preferencias con una marca en el o los casilleros correspondientes.

Entre otras ventajas, la boleta única terminó con prácticas deleznables como el robo de boletas de los cuartos oscuros, la inclusión de boletas falsas y tantas otras triquiñuelas de la politiquería. También terminó con el reparto de votos que hacían los partidos para tratar de manipular la voluntad del elector.

En los municipios que votan el mismo 12 de mayo, la boleta única incluirá los cargos municipales. Por lo tanto, los capitalinos elegirán en la misma boleta al intendente y vice, a los concejales y tribunos de cuentas. En la capital cordobesa, esta novedad es la consecuencia de la simultaneidad de los comicios municipales con las elecciones provinciales.

En ese marco, existe la posibilidad de votar la lista completa, es decir, por todos los candidatos del mismo partido. Pero, también, la posibilidad de votar por distintos candidatos a distintos cargos (provinciales o municipales) de varias fuerzas políticas. Es muy importante, por lo tanto, que se haga docencia cívica sobre el buen uso de la boleta única.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar