Primicias informativas

El avispero

¡Buenas, queridos lectores! El jueves pasado sobrevolaba yo los semi desiertos pasillos de mi casa (El Panal, Zzz… Zzz…) cuando me topé con este diálogo entre dos funcionarios medios del área de Comunicación: “Vas a ver que hoy hacen lo mismo, son unos… (y aquí escuché uno de esos improperios cordobesistas que, por buen gusto, no reproduzco en esta columna mía), ¡y con lo de ayer lo demostraron! Si se mandan otra hoy, vamos a tener que patear algunos trastes…” (No fue “trastes”, precisamente, el término, pero ya saben: mi buen gusto, etcétera). Me puse a seguir a los dos jóvenes, a ver qué sacaba en limpio, y parece que hay un chisperío importante entre los equipos de comunicación de la Provincia y de La Muni: a pesar de tanta concordia que exhiben los jefes, con Martincito Llaryora siempre junto a Alejandra Vigo y al gober “The Gringo”, hay tiranteces por ver quién anuncia primero las mejores noticias.

En medio de la pandemia hay una avidez social por informarse, y saber cuándo se podrá salir, o hacer deportes, o ir a comer y a los bares, o a dar una bicicleteada por el Parque Sarmiento, esas cosas que hacen a la cotidianidad de La Docta, y entonces todo el mundo está expectante. Una expectación que, parece, aprovechan algunos operadores del Panal, y del Palacio 6 de Julio, para sacar una tajadita, aunque sea con gestos mezquinos. En la tarde del miércoles pasado, el comité que regula la emergencia sanitaria, el COE, había anunciado que daría el parte de situación y las novedades sobre el relajamiento de la cuarentena; pero 15 minutitos antes de la hora estipulada, el aparato de comunicación municipal salió y difundió cuáles serían esas medidas, ganándole la primicia del anuncio a sus colegas del COE (y, por tanto, a los comunicadores del gobierno provincial).

Por eso estaban tan ofuscados los chicos del Panal, dispuestos a salir a patear “trastes” si los colegas de La Muni volvían a repetir la jugadita el día jueves, cuando se esperaban las tan importantes novedades que afectarían al comercio y a la industria local. Y, queridos lectores, no sé si habrá volado alguna patada (real o, cuanto menos, simbólica), porque el jueves sí que volvió a repetirse la temida estrategia: el COE anunció que daría el parte por la tarde, sobre el margen de actividad que se habilitaría para las galerías céntricas y para la práctica deportiva individual al aire libre a partir de ese momento, y, unos minutos antes de ese anuncio, desde la comunicación municipal le ganaron de mano y las gacetillas con las medidas salieron hacia todos los medios, que de inmediato las subieron a sus portales, se viralizaron por las redes, y diluyeron la “primicia”… ¿Serán solo fuegos de artificio, errores producto de las dificultades de la gestión de una emergencia tan enorme y extendida como esta, o los síntomas de cierta grieta que lentamente se va abriendo entre los primos peronistas de ambas reparticiones gubernamentales cordobesas? Zzz… Zzz… Zzz…

Raimunda, la avispa

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar