¿Preparan la despedida de Macri en Córdoba?

El carnicero de urca

Qué complicado está todo con los precios. Como todos, tuve que aumentar la carne y los clientes fueron un mar de lágrimas.

Escuché todo tipo de pronósticos estos días detrás del mostrador. Dentro de los pocos buenos, uno me dijo que tal vez ahora que la gente se ha ajustado tanto por todos lados, algún consumo se va a dar para fin de año, con el argumento de que siempre vamos a encontrar algún motivo para celebrar. La verdad que eso espero, porque la estamos peleando duro y parejo. ¿Y saben qué? Con esto de la campaña, me olvidé que se cumplió un año desde que los acompaño con estas líneas de los lunes.

Me acuerdo que en mis primeras notas, en las que les empecé a contar lo que escuchaba de mi calificada clientela en la carnicería, les decía que mi familia quería saber qué íbamos a hacer en las vacaciones, y yo los tuve todo el verano pateando para adelante… bueno, ya empezaron de nuevo. Y yo vendiendo cada vez menos. Pero lo dicho: se vienen las fiestas, y esperemos que repunte la cosa.

Con esas sensaciones andaba cuando cayó un viejo cliente, uno que está trabajando en el Congreso de la Nación para Cambiemos, o para Juntos por el Cambio, como se llama actualmente, aunque no sé cómo se llamará de ahora en adelante. No había nadie en la carnicería, así que tuvimos tiempo para charlar de varias cosas, entre ellas, del resultado de las elecciones.

Me dijo que en Buenos Aires siguen sorprendidos, de un lado y del otro, por el resultado de Córdoba. Y se puso a contarme de la “marcha para despedir a Macri”, que parece que están organizando para el sábado 7 de diciembre. Algo así como hicieron con Cristina el 9 de diciembre de 2015, hace cuatro años. Dice mi viejo cliente que se entusiasmaron mucho con la marcha en el Obelisco allá en Capital Federal y en el Patio Olmos acá, y que se quieren ir del Gobierno “mostrando algo de fortaleza”.

Mientras le cortaba una bola de lomo para milanesas, le pregunté si en Córdoba iban a hacer marcha de despedida, me respondió con un contundente “sí”. “Estamos viendo si hacerla junto con la de Buenos Aires, o una específica de Córdoba y que venga el propio Macri”.

Es más, me mostró algunos WhatsApp entre su gente con el dilema. El tema es que yo veo medio poco los celulares y no alcancé a leer nada de esos diálogos.

Así que le cobré, lo saludé y le agradecí que no se haya quejado del precio de la carne. Se sonrió y me hizo el gesto onda “vamos a volver”. Me quedé pensando si no era de los otros eso, pero después me acordé que acá nada es de nadie.

Nos vemos el lunes.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar