Los datos de servicios de Bullrich que preocupan a Mestre

El carnicero de Urca

Estuvo bastante calma la semana. Poco movimiento de lunes a jueves, y comienza a funcionar un poco la cosa más cerca del finde. Lo que sí: ya comencé a recibir pedidos de fin de año. El dueño de un negocio cerca de la carnicería me decía que, pese a toda la malaria, hay que festejar lo mismo, y que él estaba armando algo para sus clientes y proveedores. Y sí, ya casi casi que entramos en modo fiestas; y esos días se mueve lindo la cosa.

Mientras sacaba cuentas de ventas futuras y anotaba algunos encargos, cayó ese viejo cliente del que les he hablado, que trabaja en Buenos Aires en una importante repartición nacional. Antes de saludar y hacer el pedido, tiró: “Nos volvemos. El 10 de diciembre al estudio derechito y me parece que se terminó para mí lo de la función pública”.

Yo lo descontaba, pero ustedes saben que con esto de la política y los cargos… uno nunca sabe. Me pidió unos churrascos de cuadril bien anchitos y unas entrañas. Y se puso a contarme algunas cosas de allá y otras de acá.

Entre tanto tema suelto, me sorprendió cuando me dijo que había algunos en Córdoba “preocupados” por los datos que tiene Patricia Bullrich, y no precisamente en el área Seguridad.

Le pregunté cómo era eso, y entonces me empezó a contar que cuando estaban negociando las candidaturas provinciales en Córdoba y Negri y Mestre no se ponían de acuerdo, Bullrich le comentó a Macri algunos datos que lo dejaban en una “posición muy incómoda” al Intendente.
¿Datos de qué?, le pregunté. Y me dijo que eran movimientos de dineros que estarían vinculados al tema de la basura. Abrí los ojos y me acordé lo de los allanamientos de la semana pasada.

La cuestión, según me siguió contando mi cliente, es que Macri le dijo que “no iba a usar” esas cosas, porque parece que, en el fondo, al Presidente le convenía que Negri y Mestre fuesen separados para quedar bien con Schiaretti.

Y que Bullrich no insistió, pero que se lo ha ido comentando a algunos allegados que tiene en Córdoba, y que eso a más de uno por acá le quita el sueño.

Antes de cobrarle le pregunté si también eso estaba al alcance de la Justicia. Sonrió y movió la cabeza en gesto afirmativo.

Se fue y me quedé pensando cómo será la cuestión de la despedida de un cargo público importante.

Pero se me pasó rápido porque llegaron unos clientes y seguí atendiendo.

Nos vemos el lunes.

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar