Movycondena

EL OJO DE HORUS

MOVYCONDENA

Por estos días Movypark es noticia por la filtración masiva de datos de quienes tienen la aplicación. También por un nuevo aumento de la tarifa a 25 pesos la hora. Para los cientos de empleados de Tribunales II, la implementación del estacionamiento medido se convirtió en una pesadilla durante el invierno.

Ocurre que los trabajadores, tradicionalmente estacionaban sus vehículos en las calles adyacentes y los dejaban al cuidado de naranjitas conocidos desde hace veinte años, con el desembarco de Movypark tienen que disponer de no menos de 2.500 pesos mensuales para pagar por un servicio inexistente. Dicen: “A los autos te los cuida el hombre invisible”.

Por lo tanto, el nuevo estacionamiento se trasladó a tres cuadras, más allá de la calle Mariano Moreno. El cambio de conducta fue advertido por los moto y “autochorros”, que escondidos en la oscuridad del amanecer cometen estragos. Gritos y llantos por un montón de robos, sobre todo a mujeres indefensas.

Por suerte, la claridad de la primavera está achicando el pánico. Ahora bien, si gobernar es trabajar por el bienestar de los ciudadanos, alguien debería ocuparse de este malestar. Al menos que mejoren la seguridad. En este sector de la ciudad, casi todos sufren la “Movycondena”.

BACANAZO

La semana pasada en la Cámara Octava del Crimen y en un juicio abreviado fueron condenados cinco integrantes de la familia del abogado Horacio Dujovne. Sus hijos Miguel y Paula, su yerno Ricardo Kohn y su hermano médico Alberto.

Los mencionados estafaron a cientos de trabajadores a quienes inducían a entablar juicios a distintas ART para luego quedarse con el grueso del dinero y darles a los damnificados solo unas pocas migajas. Quienes conocen lo ocurrido hace más de trece años aseguran que con este ardid “hicieron fortunas”. Claro que la vida tiene sus vueltas y ahora tuvieron que pagar un resarcimiento millonario para “zafar”, con cuatro condenas a tres años en suspenso y cuatro años y medio para el jefe de familia.

Dicen que el mismo día de la audiencia -y a regañadientes- transfirieron alrededor de 25.000.000 de pesos para repartir entre más de 300 estafados y otros 4.000.000 pesos para los abogados querellantes. Pero quien también se llevó una porción de dinero fue el mediático abogado porteño Miguel Ángel Pierri, quien fue elegido defensor por los Dujovne a partir de un contacto en Buenos Aires. Ayudado por un letrado cordobés, Pierri prácticamente vino de paseo, para las fotos, y se habría llevado 50.000 dólares.

Descontados los gastos, Pierri se volvió con varios verdes en el bolsillo. Como dijo un fotógrafo presente en el juicio: “Que fácil hace la moneda este tipo… sin dudas es un bacanazo”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar