Claudito

El ojo de Horus | Judiciales

Claudito

El Tribunal Federal Uno de Córdoba confirmó que el 15 de abril de 2020 comenzará un nuevo juicio de otra megacausa contra el Terrorismo de Estado en nuestra provincia. La mayoría de los 22 imputados son militares, policías del temible D2 y un par de civiles que integraban la “patota de La Perla”. Casi todos ya fueron condenados a prisión perpetua en procesos anteriores junto al máximo responsable del genocidio en las provincias del Tercer Cuerpo, el ya fallecido Luciano Benjamín Menéndez.

Entre las víctimas figuran varios militantes del PRT, los integrantes de la familia Soulier y el estudiante de la Escuela Superior de Comercio Manuel Belgrano, Claudio Luis Román. Vale recordar que, tras el Navarrazo, desembarcó en el histórico colegio de calle La Rioja un interventor llamado Tránsito Rigatuzo, vinculado a la Triple A y al nuevo aparato represivo. Era abril del 74. Para el año 75 los “celadores raros” ya estaban entre los estudiantes y las listas ya tenían los nombres de aquellos jovencitos, más de veinte, que meses después serían secuestrados, torturados y desaparecidos.

Román cursaba el cuarto año y era el delegado elegido por sus compañeros. El 27 de julio del 76 un grupo de tareas fuertemente armado se lo llevó y le dijo a la madre que no se preocupara, que en 3 o 4 días se lo devolvían. Lo llevaron a La Perla, lo torturaron bestialmente y el 13 de agosto lo mataron en un enfrentamiento fraguado en la zona del Chateau Carreras. Los desesperados padres fueron a la Morgue y pudieron recuperar el cuerpo, lacerado, acribillado, repleto de hematomas y quemado por cigarrillos. Sólo tenía 16 años. Era Claudito.

 

El segundo semestre

La explosión de la Química Raponi será una eterna espina clavada en la historia de Alta Córdoba. El estruendo de aquel 6 de noviembre de 2014 se sigue escuchando, cada día, en aquellos que fueron sorprendidos por una escena propia de una película repleta de fantasías, de esas que muestran locuras cuasi irreales. Lamentablemente, la combinación no autorizada ni habilitada de gases y líquidos provocó la muerte de María Cueto, heridas a más de 60 vecinos y un centenar de casas destrozadas.

El dueño de la química, el abogado Sergio Hilton Raponi será juzgado en la Cámara Cuarta del Crimen bajo la acusación de estrago doloso calificado por resultado mortal, que de acuerdo al Código Penal prevé una pena mínima de 8 años de prisión y una máxima de 20. De todos modos, en los prolegómenos de la incorporación de la prueba, el Tribunal resolvió la ampliación de una pericia y, por lo tanto, los plazos sufrirán algún corrimiento. Según se espera, el juicio se hará en 2020 pero -muy probablemente- en el segundo semestre.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar