Malezas

El ojo de Horus | Judiciales

Doña Mary

Nadie podrá decir que en barrio Alberdi no se respeta el cupo femenino en lo que al narcomenudeo respecta. Mujeres que superan la descripción arjonesca y que valiéndose de inocentes comercios barriales como pantallas lideran bandas dedicadas a la venta de marihuana, cocaína y otras cañitas voladoras. Hace un par de años atrás, fue noticia “doña Elvira”, quien a pesar de tener ya una condena, persistía con la vocación de vender estupefacientes. Nuevamente condenada podríamos decir que Rosa Elvira Calderón Guevara fue una pionera en la zona del Hospital de Clínicas.

Pero en las próximas semanas, cuando el año judicial se reanude, el lunes 3 de febrero, en la Cámara Primera comenzarán a juzgar a la “banda de los peruanos”, capitaneada por Mary Rodríguez González, y con integración mixta y binacional. Dicen, que la mano viene dura con la acusación y que las condenas mínimas irán de tres a cinco años de prisión. El presagio resulta inevitable, el año 2020 no arrancará nada bien para “doña Mary”.  

Malezas

Las lluvias del verano intentan vestir de verde a la Córdoba cementera y no sorprende entonces ver por los diferentes barrios de la ciudad a jóvenes con bordeadoras y rastrillos ofreciendo la changuita para emprolijar los jardines de las viviendas. Claro que a veces, los yuyos altos ocultan otras intenciones. Así fue que Fernando Barrionuevo de 20 años, y Nicolás Romano de 21, meses atrás se hacían pasar como podadores para marcar casas de gente mayor de edad. Luego, se ofrecían para el trabajo y finalmente les terminaban robando. El 4 de febrero del año 2019 le tocó el turno de víctima a Ramón Rosa Amaya de barrio Rosedal. Los jóvenes delincuentes lo maniataron con un prolongador y le pusieron un guante en la boca, que le provocó una insuficiencia y la posterior muerte.

Según se desprende de la acusación, y de los mensajes encontrados en la aplicación Whatsapp de los teléfonos celulares, Barrionuevo y Romano no se preocuparon por lo ocurrido, incluso, en el momento de la detención se supo que estaban planificando un robo para el día siguiente. Ahora, ambos serán juzgados y duramente condenados en la Cámara Tercera del Crimen. Claramente, estos jóvenes no se dedicaban a los yuyos, lo de ellos eran las malezas.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar