Por la duda

El ojo de Horus

Por la duda

El Enigma Norita Dalmasso tal vez sea el más conocido de los últimos años en todo el país. Desde aquella madrugada del 26 de noviembre de 2006, cuando esta mujer de 51 años fue estrangulada en su casa del Villa Golf de Río Cuarto se elucubraron infinidad de versiones, comentarios, hipótesis y pistas de todo tamaño y color.

A más de trece año del hecho, la Cámara Primera de la otra capital provincial se prepara para juzgar al viudo Marcelo Macarrón, acusado de contratar a un sicario fantasma para asesinar a su esposa por “desavenencias económicas y matrimoniales”. Para el último fiscal de la causa, Luis Pizarro, Macarrón organizó su coartada yéndose a jugar un torneo de golf a Punta del Este.

Si bien el Tribunal ya está integrado, aún debe resolverse la recusación a la jueza Emma. Luego deberán sortearse los jurados populares, que serán fundamentales para decidir la suerte del acusado. Y si bien hay prioridad para el inicio de las audiencias, es probable que recién se puedan realizar en el segundo semestre del año.

Lo cierto es que después de tanto tiempo el escepticismo domina la previa y el “opinómetro del mundo judicial”, mayoritariamente, se inclina por la absolución, aunque más no sea por la duda insuperable.

El primero del 19

El terror ficcional quedó grabado por siempre en películas como Viernes 13, El Exorcista, Freddy Krueguer y tantas más. Pero cuando el terror se vuelve real, entonces los límites del estremecimiento se trastocan de manera infernal. El domingo 6 de enero de 2019 quedará por siempre en la historia del espanto para la gente de Ciudad Mi Esperanza. Esa noche violaron y estrangularon a Dayana Moyano, de sólo 24 años y madre de dos niñas pequeñas.

A partir del 9 de marzo próximo, en la Cámara Novena del Crimen, juzgarán al asesino: Darío Alejandro Coronel, un hombre de 37 años, corpulento y trabajador de un cortadero de ladrillos. Según la investigación, por el mal estado de los caminos, el colectivo 68 de la empresa Coniferal no entró al barrio ese día y entonces Dayana se bajó varias cuadras antes de su hogar. Su compañero fue a buscarla pero para su sorpresa ella no aparecía. Hasta que ocurrió lo peor.

La encontró muerta entre los yuyales de un descampado. Coronel estaba obsesionado con Dayana y la atacó salvajemente; ella ni siquiera pudo defenderse. Seguramente, este abominable sujeto será condenado a prisión perpetua. Pero ni siquiera semejante castigo servirá para apaciguar tanto terror. Para quienes suman los femicidios en Córdoba, el de Dayana fue el primero del año que pasó.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar