Cerca del 29

El ojo de Horus

Cerca del 29

Mientras el coronavirus enlentece las actividades en la Justicia Federal, la mayor expectativa está centrada en una resolución clave sobre los fiscales, o ex fiscales, Graciela López de Filoñuk y Gustavo Vidal Lazcano. Recordemos que el juez Miguel Hugo Vaca Narvaja determinó que ambos ya se jubilaron y entonces no pueden seguir ocupando sus cargos, a pesar de la convocatoria del Procurador Interino Eduardo Casal. La Cámara Federal debe resolver ahora las apelaciones tras un polémico dictamen del fiscal de Cámara Alberto Lozada, cuya renuncia también fue aceptada por el Presidente de la Nación Alberto Fernández. El dictamen de marcado sesgo político favorece a sus pares y habrá que ver si los camaristas lo consideran o lo descartan. De todos modos, lo que se resuelva determinará movidas en otras provincias, fundamentalmente en Buenos Aires, donde existen fiscales en situaciones idénticas a las de los cordobeses Vidal Lazcano y López de Filoñuk. Según fuentes de la torre del Parque Sarmiento, la decisión de los jueces Liliana Navarro, Graciela Montesi y Luis Rueda, recién se conocería la próxima semana… después del 25 y cerca del viernes 29.

11 y 9

El Thanatos, o Pulsión de Muerte de Freud, se parece a un río serrano en épocas de lluvias; emerge del inconsciente arrastrando casi todo a su paso. Sólo basta un mínimo estímulo externo para que la hecatombe se desencadene. Este instinto asesino se puede apreciar fácilmente en los hechos de violencia urbana. La Cámara Sexta condenó a un padre y su hijo porque cometieron un crimen por ¡el robo de una gorra! Ocurrió el 29 de septiembre de 2018 en barrio General Mosconi de nuestra ciudad. Rubén Álvarez y su hijo Michael Alan, muñidos de una cuchilla grande, atacaron a Pablo Luna, primero golpeándolo y luego provocándole cortes fatales que desembocaron en un shock hipovolémico. Aparentemente, alcoholizado, Luna le había robado a Alan una gorra. El joven regresó a su casa, le contó a su padre y ambos salieron muy enojados a buscar al ebrio ladrón. Claro que esos minutos de locura terminaron en dos largas condenas por un homicidio agravado. Cuando pregunté sobre el veredicto, una empleada de la fiscalía del doctor Marcelo Altamirano me dijo: "El fallo salió parecido a la canción de Fito Páez. Las condenas para el padre y el hijo a prisión efectiva fueron, respectivamente, de 11 y 9 años".

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar