Ruedas marihuaneras

El ojo de Horus

Ruedas marihuaneras 
El Tribunal Federal Dos de Córdoba condenó a siete integrantes de una banda que se dedicaba a traer marihuana desde Paraguay a Córdoba. Al cargamento lo transportaban cruzando la frontera con Misiones y desde ahí iba directo al sur de nuestra ciudad. Las pesquisas se iniciaron a principios de 2018 pero fue el 4 de junio de ese mismo año cuando se intercepto al camión que llevaba 527 kilos de picadura de marihuana, en una estación de servicio ubicada cerca de la avenida circunvalación.

Las condenas van de los tres a los 10 años de prisión. Justamente los dos cabecillas de la organización, Arnoldo Koch y Alejandro Corvalán, recibieron penas de 10 y nueve años de cárcel respectivamente. En el caso de Koch, un experimentado en este negocio, ya está condenado a seis años por un hecho anterior.

Lo particular de estos traficantes es que escondían la droga en bolsas negras que ponían dentro de las ruedas de un Mercedes Benz con acoplado que simulaba otro trabajo. Con las escuchas telefónicas como guía no hizo falta demasiado a la hora de descubrir la maniobra; los investigadores sólo tuvieron que arrimar los perros a los diez neumáticos para confirmar la presunción, esas eran las mulitas… eran las ruedas marihuaneras.

Masculinicidio

El próximo lunes en los tribunales de Río Cuarto y con jurados populares comenzarán a juzgar a Marisel Angeolini, de 44 años, acusada de haber asesinado a su amante en la localidad de Arias, en el sur provincial, el 29 de noviembre de 2017. Juan Carlos Romero tenía su misma edad, era un camionero de la santafesina Casilda, tenía su propia familia que estaba compuesta por cuatro hijos además de su esposa, pero a partir de problemas matrimoniales se acercó a la imputada con quien convivió durante algún tiempo.

Era una aventura como tantas, pero que tuvo un trágico e inesperado final. En los primeros días de diciembre de 2017 los familiares de Romero denunciaron su desaparición y empezaron a recibir extraños mensajes que decían "No me busquen más, me fui al norte", lo que inquietó a sus cercanos porque el camionero solía mantenerse comunicado a través de mensajes de voz. Si bien en un primer momento Marisel aseguró que no sabía nada sobre el hombre, las antenas de las compañías confirmaron que fue en Arias el último lugar donde se activó el teléfono celular de Romero.

Según la investigación, la acusada habría matado a su amante drogándolo y arrojándolo al fondo de un viejo aljibe. Después se supo que esa relación furtiva se había vuelto insoportable. Lo cierto es que Marisel Angeolini está acusada de Homicidio Calificado por el Vínculo y por Alevosía, por lo que podría ser condenada a prisión perpetua. Si en el marco de los hechos de violencia de género existiera una figura similar al femicidio (para las mujeres asesinadas que son la gran mayoría de los casos), el crimen de Romero podría también agravarse por el inexistente masculinicidio.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar