“La música clásica no muere”

El joven pianista Tomás Azcárate se presentará en nuestra ciudad y habló de sus maestros y cómo retomar el hábito de escuchar música clásica

Por Agustin Liotta

“El piano es un instrumento muy personal”, con esa idea el pianista Tomás Azcárate intenta definir lo que es el piano. Con 23 años, el músico argentino recorrió el mundo para tomar clases junto a grandes maestros de la música clásica. Su debut fue en Francia y también tocó en México, Austria, Holanda, España, Bélgica, Uruguay y en diferentes ciudades del estado de São Paulo, Brasil.
Esta vez, llega este viernes a nuestra ciudad para presentarse a las 20 en el Auditorio del Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas con un programa prometedor. El joven pianista seleccionó la sonata “Waldstein” de Beethoven, una balada, un nocturno y una polonesa de Chopin y otra sonata de Prokofiev.

Su corta pero sólida carrera comenzó a los ocho años cuando su abuela le regaló un disco de piano y comenzó a tocarlo. Luego, comenzó a tomar clases y fue discípulo de maestros argentinos muy importantes como Bruno Gelber, Ingrid Fliter y Pia Sebastiani.

Hoy Día Córdoba (HDC): Te perfeccionaste con importantes pianistas de nuestro país, ¿qué te quedó de ellos?
Tomás Azcárate (TA): Bruno (Gelber) es quien puntualmente me ha influenciado. Durante mi adolescencia también estudié con Pía Sebastiani, una pianista enorme . Pero por una cuestión de edad mía, hubo un montón de cosas con las que no pude conectar como si se dio con Bruno. Cuando empecé a tomar clases con él ya me sentía más preparado y después de haber estudiado en Viena, que fue a penas termine el secundario, y de haber aprendido un montón de otras cosas que no tienen mucho que ver con el piano, me sentí mucho más preparado. Logré complementarme con Bruno porque no es un pianista del sistema. Él se fue formando por lo que consideraba que era lo mejor. Eso me ha ayudado mucho. Su solidez y la coherencia emocional que utiliza para tocar el piano, son cosas que lo destacan mucho. Otros pianistas resaltan más por la tradición que por la cuestión artística propia y eso apaga mucho la escencia personal de cada uno frente. Eso es un problema en un mundo en el que cada vez es todo más igual.

HDC: ¿Te animarías a ponerte en el lugar de docente?
TA: Sí, no es que me gustaría seguir la docencia. Pero si el interés del alumno es genuino y quiere tocar y a mi me pasa lo mismo, por supuesto que sí. Me hubiese encantado que, de chico, alguien me hubiese dicho “si cambias esto en este momento te vas a ahorrar ocho años de tu vida para resolver el tema”, pero es la gracia de tocar un instrumento tan personal, porque tenemos manos distintas y cada uno le pone de su parte. Las pocas clases que he dado fueron con alumnos que, si bien son principiantes o no quieren dedicarse profesionalmente al piano, prestan atención a las cosas importantes de la música y del pianismo. He dado muy pocas clases en comparación con Bruno. Siento que es un ida y vuelta.

HDC: ¿Creés que por tu edad podrías acercar la música clásica a los jóvenes que tienen otros consumos musicales?
TA: Creo que sí, pero es algo muy difícil porque es un problema global. Tiene que ver con un sistema que cambia muy vertiginosamente. Creo que la gente joven no escucha música clásica por la misma razón por la cual la cantidad de chicos que había jugando en una plaza hoy es la mitad porque están jugando con el Ipad. Tiene que ver con eso y es alarmante porque se pierde el contacto humano. Tiene que haber una introducción a la música clásica porque todo el mundo puede sentir algo al escucharla. Uno se encuentra con piezas que son fáciles de entender, pero es más fácil si se pasa todo el tiempo escuchando música clásica. Alguien que no tiene esa actividad de la nada no va a empezar a ir a conciertos. Es responsabilidad nuestra que convivimos con estos sonidos. Hay una distancia ridícula por la idea de que “es de viejo”, pero muchos compositores eran muy jóvenes, entonces, te das cuenta que la música clásica no muere, morimos nosotros porque dejamos de escucharla. El universo que propone no tiene comparación, por eso es nuestra obligación poder acercarla a la gente.

Tomás Azcárate actuará hoy en el Auditorio del Aula Magna de la Facultad de Ciencias Exactas (Vélez Sarsfield 299). Entradas a 200 pesos, estudiantes pagan 100. Se adquieren una hora antes de la función. De manera anticipada a 150 pesos en Eventbrite.com.

09 Noviembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar