Sabores de una premiación

La 61º entrega de los premios Grammy dejó algunos detalles en relación a la inclusión y diversidad

En la noche del domingo se entregaron en el Staples Center de Los Ángeles, Estados Unidos, los premios Grammy a la música. La edición número 61 logró resaltar por primera vez la importancia del rap en la industria musical, con la coronación del canadiense Drake como el artista que tiene la mejor canción del género por “God’s plan”.

Aunque todos los años hay varios artistas del hip hop nominados en diferentes categorías, raramente son ganadores. De hecho, en toda su carrera, Drake fue nominado 42 veces pero sólo se llevó cuatro estatuillas. Por su lado, Cardi B se llevó el primer laureo como rapera solista y pudo traducir su emoción en una corta frase: “No puedo respirar, Dios”, exclamó.
“This is America”, el trap gospel de Childish Gambino, repleto de críticas a la violencia armada y el racismo en Estados Unidos, se impuso como mejor canción y grabación del año. Es la primera vez que una canción de este género gana en estas categorías. A su vez, otros artistas del estilo como Gambino y Kendrick Lamar se negaron a actuar en esta edición como forma de protesta.

También es destacable que varias voces femeninas se apoderaron del escenario: Lady Gaga, Dua Lipa, Kacey Musgraves y Brandi Carlile fueron premiadas por su música, de diversos géneros pero con una misión común, labrar el camino para que otras mujeres sigan brillando en la industria. El álbum del año fue para la cantante de country Kacey Musgraves por “Golden hour”. “Las mujeres tenemos una perspectiva única para el arte y la música. Es excelente ver que recibimos la oportunidad de ser incluidas”, dijo Musgraves a periodistas luego de la ceremonia.

La presencia femenina se había destacado desde el inicio. Luego del magnífico comienzo con un show de Camila Cabello, Ricky Martin y J. Balvin, ingresaron al escenario las cantantes Lady Gaga, Alicia Keys, Jennifer López, la actriz Jada Pinkett Smith y la ex primera dama Michelle Obama. Las cinco dieron inicio a la ceremonia y se mostraron juntas como un símbolo de la amistad.

Todas hablaron de la importancia de la música pero la más aplaudida fue Obama, quien dijo que “me ha ayudado a contar mi historia. La música nos muestra que todo importa”.


Ver: El discurso de Michelle Obama en la entrega de los Grammy

Por su parte, la joven cantautora británica Dua Lipa fue premiada con la estatuilla al mejor disco dance por “Electricity”. “Creo que redoblé esfuerzos”, dijo irónicamente en referencia a los dichos de Neil Portnow director de la Academia que el año pasado dijo que las artistas mujeres deberían “redoblar esfuerzos” para verse reconocidas. No obstante, para este año prometió “diversidad e inclusión” en la gala de premiación pero está a punto de dejar el cargo.

Durante las más de dos horas de duración de la ceremonia, también se mostraron diferentes shows de artistas, como el homenaje a la cantante de country Dolly Parton con la participación de Katy Perry y Miley Cirus.

12 Febrero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar