Belgrano fue una Sombra y cayó con Independiente

El Pirata no jugó bien, perdió por 2-0 con Independiente y quedó eliminado de la Copa Argentina, tras el partido disputado anoche en cancha de Banfield. Francisco Pizzini, en dos ocasiones, anotó los tantos del Rojo, que tuvieron el debut de Sergio Almirón como técnico.

El inicio del fútbol competitivo para Belgrano no fue el mejor. Ante Independiente, el Pirata apenas si pudo mostrar algunas de las cosas conocidas por todos. Pero no le alcanzó. Independiente fue más pragmático y con dos goles de Francisco Pizzini terminó cayendo por 2-0 en cancha de Banfield. De esta manera, el elenco dirigido por Ricardo Zieliski, que recién debutará en dos semanas en el torneo Transición, quedó eliminado de la Copa Argentina. El Grupo Córdoba, en tanto, no pudo hacer “pleno”, ya que la B no acompañará a Instituto, que enfrentará a Estudiantes de Caseros, y Talleres, que chocará con Atlético de Rafaela. El Rojo, en tanto, se medirá con Estudiantes de La Plata.

Poco claro. Con la presentación de Carlos Soto en la defensa como novedad, y con Lucas Zelarrayán como segunda punta, la B salió a plantear el partido con sus armas: bien armado atrás, un mediocampo batallador y con el triángulo formado por el Chino, Jorge Velázquez y César Pereyra en ofensiva, más alguna eventual escalada de Lucas Pittinari o Lucas Parodi.

En la vereda opuesta, el recién ascendido Independiente apostó todo a la magia de Matías Pisano, que junto al goleador Pizzini fueron las figuras del partido. Además, el ex Belgrano Federico Mancuello, se destapó y también fue otro punto destacado del utilitario equipo de Avellaneda.
Con los argumentos citados, y la sequía ofensiva, Belgrano fue de mayor a menor. Con las líneas apretadas, la B tuvo en Zelarrayán y Velázquez como máximos ejecutores de las ideas ofensivas, pero con el correr de los minutos, Pisano encontró su lugar en la cancha sobre el sector de Turús y desde allí manejó el juego. Más allá del gol de Pizzini, quedó la sensación que la B podía ir por más en el complemento.
Pero todo quedó en la nada a los 3’ con otro gol del juvenil. A partir de ahí, los del Ruso se desordenaron. Pese a ello, tuvieron varias chances, pero la suerte tampoco estuvo de su lado.
En definitiva, y en pos de ver el vaso medio lleno, es bueno que las malas lleguen antes del debut, porque de esa manera la B podrá trabajar. Tiempo tiene.

Tigre venció por 5-4 a All Boys (0-0 en los 90 minutos) y se clasificó a octavos de final

En el último partido de 16avos de final, QUilmes y Benfeld se enfrentarán en Salta a las 20:45

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar