Películas argentinas para la cuarentena

La plataforma del Incaa habilitó una amplia variedad de producciones nacionales de manera gratuita

Algunas personas dirán que en casa, mientras dure la cuarentena, no se podrá hacer otra cosa que ver películas, a pesar de la variedad de opciones que las casas de cultura ofrecen. Sin embargo, el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa) refuerza esa idea y dispuso en su plataforma Cine.ar de una gran variedad de filmes argentinos, con la intención de que las agujas (y los días) pasen más rápido.

Entre los títulos disponibles se encuentran “Los sonámbulos”, de Paula Hernández; “Las buenas intenciones”, de Ana García Blaya; y “La sobra del gallo”, de Nicolás Herzog, a tan solo 30 pesos. Estas películas fueron estrenadas en los últimos tiempos, pero también se ofrecen de manera gratuita otras producciones nacionales.
Comedia, drama, policial, documental, infantil, comedia romántica, terror, suspenso, comedia dramática, ciencia ficción, acción y animación, entre otros géneros coparon la plataforma. Los clásicos como “Luna de Avellaneda”, con Ricardo Darín y Mercedes Morán; y “Sol de otoño”, con Federico Luppi y Norma Aleandro, también están para ser vistos durante estos días de encierro producto de la pandemia por el coronavirus.

“Elefante Blanco”
En 2012, el director Pablo Trapero lanzó su séptima película titulada “Elefante Blanco”. El filme fue protagonizado por Ricardo Darín y Martina Gusmán. El anclaje de esta historia es la labor de un sacerdote que trabaja en una villa del conourbano bonaerense durante la última dictadura militar. Trapero conoció los trabajos sociales de los llamados “curas villeros”, que se alejaban de los altos estratos del clero, antes de ser cineasta. Desde su niñez estuvo en contacto con esta realidad y tiempo después fue el motivo principal para guionar una de las películas más destacadas del cine argentino. Trapeo logró una fotografía clara de la vida en las villas y con la objetividad de evitar las estigmatizaciones y no caer en la romantización de la pobreza.

“Vil romance”
Esta película de José Campusano (2009) es protagonizada por Nehuén Zapata, y se centra en la vida de Roberto, un joven gay que no tiene trabajo y vive con su madre y hermana. Raúl (Oscar Génova) es un cincuentón que logra seducirlo y enamorarlo y comienzan una relación que los lleva a convivir juntos. Pero la estabilidad no es más que una apariencia que se rompe cuando Roberto conoce a César (Javier de la Vega). El joven invita a este muchacho a su nuevo hogar y a partir de ese momento comienza la violencia cuando el mayor de todos se entera de la traición.

“Dos más dos”
Esta comedia dirigida por Diego Kaplan (2012) lleva las actuaciones principales de Juan Minujín, Carla Peterson, Adrián Suar y Julieta Díaz. El eje central de esta película es el intercambio de parejas, no lo es la apertura mental a nuevos modelos de relaciones amorosas. Es que si bien se aborda el deseo de una pareja por querer realizar esta práctica sexual, el conflicto se desarrolla en base a los comportamientos de las personas al embarcarse en esta aventura. De esta manera se muestra a una pareja liberada que se vuelve conservadora, y a otra que descubre cómo puede estimular y fortalecer el amor en la pareja.

“Los paranoicos”
El cineasta Gabriel Medina lanzó en 2008 un filme que muestra la vida de Luciano Gauna (Daniel Hendler), un joven de 30 años, frustrado que intenta ganarse la vida con un trabajo mal pago y que no le gusta: animador de fiestas infantiles. Hasta que aparece un viejo amigo de Luciano, Manuel (protagonizado por Walter Jakob), que triunfó en España con una producción propia titulada “Los paranoicos” inspirada en la deplorable vida de Gauna. Manuel volvió del viejo continente con su novia (Jazmín Stuart), quien mantendrá una relación con el protagonista que no va más allá de la seducción

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar