Las mil formas de leer

La Fundación Filba pensó una serie de propuestas para incentivar la lectura en casa

La literatura es una de las formas de escaparnos de la realidad que tenemos por estos días, y la fundación Filba ayuda a que esa posibilidad sea más accesible desde los hogares. Por eso, la organización se sumó a la iniciativa de “quedarse en casa” y propuso una “cuarentena de casas tomadas”, para que los libros y los relatos sean protagonistas de las actividades cotidiana durante estos días de distanciamiento social. “Estamos protagonizando un encierro tan ficcional como real”, sostienen desde el equipo del Filba que puso a disposición, a través de su sitio web (Filba.org.ar), propuestas para leer, pensar y escribir.

El objetivo central de esta iniciativa es leer, y para ello la organización facilitó la descarga gratuita de los dos libros editados por la fundación. Por un lado, está disponible “Corriente alterna”, una antología de 10 cuentos de diferentes autores como Eduardo Sacheri, Federico Falco, Inés Garland, Iosi Havilio, Pedro Mairal, Eugenia Almeida, Rosario Bléfari, Gabriela Cabezón Cámara, Jorge Consiglio y Mariana Enriquez. “Es una escritura en movimiento en la que se cruza la capital y la provincia, la familia y los amigos, el pasado y el futuro, el amor y la política, los sueños y la muerte”, describen a este compilado de historias de personas que escriben “mirando por la ventana hacia la calle”.

El otro libro disponible para la descarga online es “Filba 10. Mapa de un festival”. Se trata de una recopilación de textos de diversos autores que se produjeron durante los años de vida que tiene el festival. Según explican desde la organización, los relatos “encarnan nuestro espíritu de imaginar otros mundos posibles o imposibles, de por un momento ser otro, de hacer comunidad y vivir la experiencia de quien escribe como propia”.

Otra propuesta es para los más pequeños de la familia, y se trata del Filbita Cuenta, una acción del festival de literatura para chicos. En este caso son cuentos cortos que se publican en el sitio oficial de la entidad, y que todos los días se suma uno nuevo. Los relatos están en formato de audio textos y son contados por niños y niñas que se graban y envían le sus narraciones a la institución literaria.

Las iniciativas de lectura, además de leerse, también pueden ser vistas. Por eso en el canal de YouTube de la organización (Fundación Filba) se colgaron una enorme cantidad de textos y videos de autoras y autores de todo el mundo, con historias para todas las edades. Entre los nombres más destacados se encuentran Claudia Piñeiro, J.M.Coetzee, Hebe Uhart, Jonathan Lethem, Enrique Vila-Matas, Julieta Venegas, Fabián Casas, Sara Bertrand, Raúl Guridi, David Almond e Iris Rivera, entre otros que expusieron su pensamiento en las diferentes ediciones del festival.

Leer también es servicio

El Filba no es sólo un cúmulo de libros y relatos, sino también es ayuda para aquellas personas que no logren definir fácilmente qué leer. Por eso lanzó el “Consultorio Lector Permanente”, desde donde hacen recomendaciones para leer durante los días de encierro. Para poder obtener las recomendaciones personalizadas hay que llenar un formulario que ayudará a definir el perfil de lecturas que más se adecúan a cada persona. “La cuarentena ha activado la solidaridad de muchos agentes culturales que han abierto sus casas para cantarnos y leernos, y muchos espacios han liberado sus libros para que podamos leer en estos momentos de encierro”, justifican esta iniciativa.

Otro de los servicios se denomina “Leo con lo que hay” y se puede participar a través de las redes sociales (@fundacionfilba en Twitter e Instagram y @fundfilba en Facebook). Se trata de una guía para leer los libro olvidados que ya hay en casa. Sólo es necesario subir una foto de una zona de las bibliotecas, mencionar a Filba y utilizar el hashtag #LeoConLoQueHay, y a los minutos se recibirá una respuesta con un libro por donde empezar.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar