Mercado sin descanso

Finanzas | Por Alan Barile

El año 2020 dejó claros ganadores y perdedores en el mercado. En términos prácticos, podemos dividir la economía de Estados Unidos en 11 grandes sectores que van desde Consumo Discrecional, Energía y Salud hasta Bienes Raíces, Industriales y Tecnología; cada uno de los mismos a su vez se divide en subsectores abarcando prácticamente a todas las áreas de negocios posibles.

En el mercado norteamericano podemos encontrar un tipo de instrumento que permite a cualquier inversor que quiera invertir en alguno de estos sectores en específico lo realice a través de un “Exchange traded fund” (ETF por sus siglas en inglés); concretamente se trata de un fondo de inversión cuya principal característica es que se negocian en los mercados. Por lo tanto, hoy por hoy existen ETF que poseen una canasta de acciones de empresas que integran cada uno de los sectores en particular brindando la ventaja al inversor de exponerse al sector elegido a través de una cartera ya confeccionada.

Cuando evaluamos el desempeño de cada uno de los sectores, podemos observar cómo la evolución de los mismos está íntimamente relacionada con el desempeño e incidencia que tienen las empresas de cada rubro en la economía real. En el gráfico a continuación se puede observar el rendimiento que estos sectores han tenido a lo largo de lo que va del año 2020; claramente el mejor rendimiento ha sido otorgado por las empresas relacionados a los sectores de Tecnologías y el Consumo Discrecional mientras que los rubros de Energía como Financiero se encuentran entre los principales perjudicados por este año de pandemia.

Ahora bien, al analizar un poco más en perspectiva el mercado bursátil americano se puede determinar que éste se encuentra en una fase del ciclo alcista bastante madura, en la cual los últimos años ha tenido como principal sustento/causa los impulsos monetarios y fiscales por parte de la Reserva y el Gobierno de los Estados Unidos (para mayor detalle recomiendo leer “Mirando detrás de las subas” Por Agustin Arreguy). Este ciclo alcista mencionado tiene su proceso de gestación en el 2009, por lo cual ya lleva 11 años desde aquel entonces.

Dado esto, no sería ilógico pensar que un proceso correctivo asociado a un evento podría ocurrir en un horizonte temporal próximo aunque de muy difícil determinación. Para poner en perspectiva la situación actual con respecto a otros eventos similares, podemos investigar cómo se han comportado estos mismos sectores en las dos últimas crisis que han azotado el mercado bursátil americano.

Esto mismo no pretende ser una proyección ni una declaración de que esto vaya a suceder de la misma manera y en los próximos meses; sino más bien brindar al inversor un panorama mucho más amplio y una mirada sobre los últimos sucesos que le ayudaran a la hora de tomar una decisión de inversión.

Crisis de la Burbuja “Punto Com”
La crisis de las “Punto Com” fue una burbuja bursátil que se produjo entre los años 1995 a 2001 en el cual hubo un acelerado crecimiento en los precios de las empresas en general, pero principalmente de aquellas vinculadas con Internet. Esta burbuja surge de una combinación de abundancia de fondos de capital de riesgo, inversiones especulativas y el fracaso de las puntocom para generar ganancias. Luego de que este movimiento terminara, el mercado ingresó en un periodo de corrección que duró más de 2 años; este hecho fue una crisis financiera producto de una burbuja bursátil.

Tal como se puede apreciar en el gráfico anterior, este evento correctivo afectó en cierto punto a todo el mercado en general es clave destacar que hubo disparidad en los rendimientos otorgados. Claramente el foco principal de la corrección estuvo dirigido sobre el sector “Tecnología”, rubro en el que se generó dicha burbuja. El mercado en su totalidad medido a través del índice Standard & Poors 500 tuvo una caída de 49,15% ya que el impacto fue considerablemente menor en los demás sectores e incluso hubo dos rubros (Real State y Consumo) en los que prácticamente no se registraron cambios importantes durante todo ese proceso.

Crisis de las Hipotecas Subprime
El caso de las Hipotecas Subprime se trata de una crisis a nivel global que comenzó a mediados del año 2007 producto del colapso de la burbuja de bienes raíces en U.S.A. pero que desencadenó en una gran crisis económica a nivel mundial. En términos bursátiles, la corrección en los mercados que implicó este evento duró hasta principios de 2009.

Tal como se observa del gráfico anterior, el impacto en los mercados en esta ocasión fue considerablemente más pronunciada a lo largo de todos los sectores ya que el evento afectó a la economía a través de todos sus rubros. El epicentro de la corrección estuvo en los dos sectores en donde se desencadenó la crisis (Financiero y Bienes Raíces) y que generó un efecto derrame sobre el resto. El mercado en su totalidad medido a través del índice Standard & Poors 500 tuvo una caída de 56,78%.

Ahora bien, ¿cuándo vendrá entonces la próxima crisis bursátil? ¿desde dónde provendrá? Estos son dos de los interrogantes que se hacen frecuentemente en el ámbito financiero y que en los primeros meses de este año parecía haber encontrado respuesta. La pandemia desencadenó uno de los mercados bajistas más rápidos de la historia pero que llegó a su fin igualmente de rápido debido a las estrategias de estímulos que se tomaron para afrontarla. Por ende, estos interrogantes que preocupan al mercado podríamos decir que aún continúan sin responderse.

Como podemos observar en el gráfico anterior (Standard & Poors 500)el mercado alcista se encuentra en un punto maduro aunque esto no quita que no se hayan generado algunas oportunidades a lo largo del año principalmente gracias a la pandemia y el rebalanceo de sectores ganadores y perdedores que ésta generó.

Con la nueva configuración política en Estados Unidos y con las expectativas puestas en una vacuna que posea alta efectividad y fácil distribución, dentro de los sectores de la economía americana favorecemos aquellos que fueron más afectados por los sucesos de este año y preponderamos los sectores más cíclicos, tales como energéticos, industriales y materiales. De igual manera, también sugerimos operar e invertir con mucha precaución, sobre todo en los activos relacionados a la Tecnología, sector estrella a lo largo de todo este mercado alcista.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar