Algunas reflexiones…

Finanzas | Por Agustín Arreguy*

Siendo la última columna del año, es grande la tentación de hacer balances y describir los hechos más destacables e importantes que afectaron a los mercados durante el 2020. Como ya pudimos leer numerosos análisis de varios especialistas en el tema a lo largo de las últimas semanas, la nota de hoy reúne brevemente algunos comentarios y consideraciones sobre la situación actual de los mercados y concretamente sobre nuestro país.

Entre las diferentes alternativas de inversión locales para un 2020 complicado, la única referencia sobre desempeño a lo largo del año que me gustaría destacar es la de nuestro fondo ADCAP Balanceado. Siendo un fondo en pesos de renta mixta inaugurado a mediados de 2019 bajo el objetivo implícito de ganarle a todo (cuando decimos todo nos referimos a tasa de interés, inflación y dólar), podemos decir que nuevamente cumplió con sus objetivos de crecimiento y rentabilidad.

El dólar ha sido desde su nacimiento el rival más difícil, y posiblemente terminen el año en rendimientos similares, lo cual no deja de ser un éxito; cuantas inversiones en pesos este año pueden decir lo mismo ¿verdad? Más allá del número final también importan los procesos, y en el camino el fondo Balanceado tuvo varias dificultades que supo sortear, incluso de índole regulatorio. Con todo esto, estamos más que contentos con su desempeño y con su crecimiento en activos; alcanzando los 250M de pesos bajo administración.

Pasando a los mercados internacionales, en nuestra reunión anual de Dracma el pasado 9 de diciembre (esta vez bajo modalidad virtual) nuestro amigo Leonardo Chialva CFA nos compartió varios conceptos e ideas acerca del contexto internacional actual y cómo esto puede beneficiar a nuestro país de la mano de los efectos favorables para los mercados emergentes que estamos viviendo.

En esa interesante charla nos llevamos varias nociones sobre las que seguimos reflexionando aún hoy; entre ellos, la suba actual del mercado estadounidense, cosa que a muchos les quita el sueño pensar hasta dónde llegará. Una parte de los analistas nos inclinamos a imaginar que los mercados no bajarán mientras exista la extrema liquidez inyectada por los Bancos Centrales, hoy más de 22T USD, tal como se observa en el gráfico a continuación.

Para resumirlo rápidamente, tenemos que tener en cuenta que toda esta liquidez hace que se debiliten las monedas centrales, principalmente el dólar. En este contexto, los principales beneficiados son los mercados emergentes, donde Argentina increíblemente aún se encuentra, en el fondo de la tabla, pero aun en el campeonato. Esto era una de los principales aspectos que destacaba Leonardo Chialva en nuestra charla, y básicamente creo que es el principal driver emergente del próximo año. Puede dejarnos más tranquilos la última carta a los inversores de GMO (Jeremy Grantham), donde se manifiestan a favor de las acciones de Valor por sobre las de Crecimiento y en favor de emergentes por sobre acciones estadounidenses, está en la misma línea que las ideas de cara al 2021 que debatimos en nuestra reunión virtual la semana pasada.

Pese a todo lo anterior, creo que todavía hay un riesgo en la exuberancia de los mercados de acciones estadounidenses. Bob Farrell, un veterano de Wall Street, quien estudió con Gramm y Dood para luego incursionar en los primeros estudios sobre sentimiento y psicología de los mercados, elaboró 10 reglas de inversión. La 7° regla dice: “Los mercados son más fuertes cuando las subidas son para todos los valores y débiles cuando las alzas se reducen a un puñado de valores de primer orden”. Nos lleva automáticamente a pensar en la suba actual del S&P500. Precisamente sobre este tema se está escribiendo mucho en los últimos días y hay numerosas pruebas acerca de que dicha suba solo se la debemos a las FAANGs, ya que si bien el resto del mercado se recuperó, nunca lo hizo al ritmo de las primeras.

Sin embargo, el desenlace podría ubicarse entre dos escenarios posibles; en el primero de los casos los mercados rotarían hacia los demás sectores y es aquí donde funcionaria nuestra teoría de ir hacia acciones de valor, permitiendo así que los índices sigan subiendo impulsados por los sectores más rezagados. En este plano se encuentran varios emergentes, donde China especialmente quedo llamativamente atrás si miramos las subas desde el 30/NOV a hoy pero destacándose Brasil en este mismo período.

En el otro escenario, nos sería útil recordar la 2° regla de Farrell; “Los excesos en una dirección darán lugar a un movimiento opuesto en la otra dirección”, algo así como la 3ª ley de Newton; “Por cada acción hay una reacción igual y opuesta “. Hay acabada evidencia indicando que las valuaciones de las FAANGs son por demás exuberantes, y si esto resulta ser una burbuja y explota, puede arrastrar desde ese momento al resto del mundo. Las valuaciones de muchas compañías tecnológicas suponen un riesgo para los mercados, aunque pueda sonar lejano.

¿Qué decir de nuestro país que no sepamos todos? En estos últimos días, en un informe Consultatio, se mostraba que el PBI per cápita de nuestro país creció solo +5% en los últimos 40 años, cuando en el mismo periodo Sudamérica creció un +27% en promedio a excepción de Venezuela, con un lapidario -74%. Más allá del corto plazo, lo grave del rumbo de fondo es la debilidad del crecimiento argentino o la poca sostenibilidad del mismo.

En el corto plazo mucho se ha hablado, incluso en nuestra reunión de fin de año, acerca de los desafíos hacia los próximos meses. Lo que me gustaría destacar en este comentario es que está probado que bajo el rumbo económico de largo plazo que mantiene nuestro país, no obtendremos buenos resultados.

El mundo está haciendo todos los deberes para que a Argentina le vaya bien, ahora queda saber si nosotros haremos nuestra parte. Emitir, aumentar el gasto público, controles de precios, intervención de tipo de cambio, aumento de impuestos, etc; son políticas sobradamente probadas en el mundo. La historia económica nos enseñó que dichas medidas tarde o temprano llevan a desenlaces que no terminan bien. Aquí cabe citar a John Templeton, una de las mentes más brillantes en la historia de las inversiones: “Las cuatro palabras más caras en este mundo son: Esta vez es diferente”…

*Jefe de Estrategia en Dracma

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar