Putin desoye las críticas y lanza más bombardeos en suelo sirio

Las fuerzas rusas atacaron ayer al menos a diez objetivos del Estado Islámico

MOSCÚ.- Aviones rusos atacaron ayer otros diez objetivos del Estado Islámico (EI) en Siria, en 15 vuelos de combate diurnos en los que se destruyeron tanques, sistemas de defensa antiaérea, arsenales y centros de comunicaciones y de mando del grupo yihadis ta, informó el ministerio de Defensa de Rusia. "Bombarderos Su-34 destruyeron un centro de mando del EI" en la provincia de Alepo, mientras que dos aviones de asalto Su-25 y un bombardero Su-24M "atacaron dos puntos de concentración de armamento y vehículos militares" de los yihadistas en el este de la provincia de Homs, dijo un vocero del Ministerio. 
 
Estados Unidos y algunos países árabes vienen sosteniendo que la aviación rusa ha bombardeado a la población civil y a grupos rebeldes que luchan contra el gobierno del presidente de Siria, Bashar al Assad, armados y entrenados por Washington y algunas de esas mismas naciones que ahora denuncian a Moscú. Los embajadores de la Otan, reunidos de urgencia a petición de Turquía después de que un avión ruso invadiera ayer territorio turco, exigieron a Moscú que detenga "inmediatamente" sus ataques en la región.
 
En respuesta a las críticas de la coalición internacional, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, reiteró ayer que el objetivo de la aviación rusa es "apoyar las acciones ofensivas de las Fuerzas Armadas sirias en la lucha contra las organizaciones terroristas y radicales". En esa línea, el ministro de Asuntos Exteriores sirio, Walid al Mualem, reveló que los bombardeos rusos en su territorio llevan "meses" preparándose, por lo que no tienen relación inmediata con los sucesos actuales.  "No cabe duda de que Rusia ganará esta carrera. No tengo ninguna duda y es por un motivo sencillo: Rusia se está coordinando con el Ejército sirio, la única fuerza en Siria que se está enfrentando al terrorismo", afirmó Al Mualem en una entrevista con la televisión panárabe Al Mayadín TV, con sede en Líbano. 
 
El califato destruyó otra obra milenaria. DAMASCO.- El Estado Islámico (EI) destruyó el domingo el Arco del Triunfo de Palmira (foto), una obra que databa de la época romana, siendo éste el tercer arco antiguo que la yihad arrasó desde su llegada a esa ciudad siria. Las autoridades del país denunciaron en junio que el EI había colocado bombas en distintos sectores de Palmira cuya parte arqueológica está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. En otro orden, al menos 40 personas murieron ayer en Irak y 80 resultaron heridas en tres atentados con coches bomba en las localidades del centro y sur del país, aunque por el momento ningún grupo terrorista se atribuyó las acciones. La Misión de Naciones Unidas para Irak anunció que más de 1.400 personas murieron en los últimos dos meses por actos de violencia. 
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar