Emilia Clarke relató su historia tras haber sufrido una hemorragia cerebral

La actriz develó las duras situaciones que sufrió durante su carrera a causa de haber nacido con una complicación en el desarrollo cerebral.

Emilia Clarke es una actriz que cobró gran relevancia por su papel en la exitosa serie Game of Thrones donde personificó a Daenerys Targaryen. En una reciente entrevista, la artista se refirió a la hemorragia cerebral que sufrió cuando tenía 24 años y se encontraba en pleno rodaje de la producción. El episodio la llevó a temer por la continuidad de su carrera incluso, de su propia vida. Según trascendió en el año 2011, el motivo de su malestar se debió al gran estrés que le causó las extensas jornadas de grabación de Game of Thrones.

Clarke también decidió relatar su historia con todo tipo de detalles en el podcast de Dax Shepard, Armchair Expert. Mediante esta vía, la actriz se sinceró y relató cómo fueron cada uno de los episodios que casi le provocaron su muerte.

Por un lado, Clarke describió al respecto: "Nací con una deformidad en el cerebro. Después de la primera temporada de 'Juego de Tronos', no me encontraba bien y me sentía extraña. También tenía como mucha presión con todo igualmente. Y me destrozó completamente. Pero siempre veo lo de mis hemorragias como algo bueno, en el sentido de que es bueno que pasaran cuando pasaron, por raro que suene”.

Ahora con 33 años y tras haber finalizado la serie, Clarke reflexionó sobre todo lo que vivió y su manera de ver la vida. Ella contó que la primera hemorragia sucedió cuando estaba en un gimnasio. “Empecé a tener un dolor como nada que puedas imaginar. Con cualquier tipo de hemorragia, el hecho de tener sangre donde no debes tener en el cuerpo es probablemente la mayor cantidad de dolor que puede soportar un humano”. Y añadió: “Me arrastré al baño y me puse violentamente enferma. Y mientras estaba vomitando, solo podía pensar, 'estoy perdiendo una parte de mi cerebro, puedo sentirlo'. No sé cómo lo sabía. Empecé a intentar decir mi nombre completo y cosas para probarme. '¿Quiénes son tus padres? ¿Qué fue lo último que rodaste? Piensa. Un poco de dothraki... Lucha, lucha, lucha, lucha. No pienso tener daño cerebral. Estoy a punto de ser una actriz. Así no es como va a acabar esta mierda. Tengo que vivir. Esto no va a pasar aquí'”.

Luego contó que atravesó un infierno durante un tiempo en el hospital. “Tenía una cosa llamada disfasia, que básicamente significa que estás atrapado en ti mismo y no puedes comunicarte. Pero, de nuevo, como era joven, lo pasé".

"Para mí ni siquiera era una opción contarle nada a nadie. Porque necesitaba entender primero todo lo que me había pasado, y no quería que nadie más opinara sobre lo que ellos pensaban hasta saber qué significaba para mí. ¡Y quería volver a trabajar! Pensaba que me iban a despedir. Tenía esta gran oportunidad, y necesitaba demostrarles que me merecía estar ahí, y tener una hemorragia cerebral no iba a ayudar", señaló la actriz.

Un tiempo después, Emilia regresó al hospital por un segundo aneurisma a la cual se le debió extirpar y evitar una hemorragia pero hubo complicaciones. "Como pasa a menudo, algo fue mal. Las bobinas se atascaron y tuve un sangrado masivo. Así que fue un infarto mucho mayor, me despertaron en la mesa de operaciones para decirme que tenían que abrirme el cráneo para arreglarlo. Aquí estuve mucho más entre la vida y la muerte. Tengo una cicatriz desde la oreja hasta el comienzo de la frente, pero obviamente sabían cuál era mi trabajo así que hicieron un trabajo increíble y no me afeitaron la cabeza”, aclaró Clarke. Y subrayó: “La recuperación fue mega difícil. Cuando te abren la cabeza con una sierra es un trauma épico para tu cuerpo".

Frente a las duras situaciones que atravesó la actriz, manifestó lo que significó atravesar por aquella dificultad de salud mientras la serie crecía en popularidad. “Soy un ser humano bastante resistente, por lo que un padre que muere y hemorragias cerebrales coinciden con el éxito y la gente te sigue en la calle y te acosan. Simplemente dices: Bueno, intentemos hacer algo sensato”.

Por otro parte, la actriz logró recién hablar tras terminar la octava temporada de Game of Thrones. Fue en ese momento que pudo sentarse a pensar sobre todo lo que vivió y tener una visión más positiva al respecto. Su nueva perspectiva de vida la llevó a tomar la decisión de fundar una organización benéfica de nombre “SameYou”, la cual se trata de posibilitar el tratamiento a las personas que se recuperan de un derrame cerebral y lesiones cerebrales.

 

 

 

 

 

© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar