Darín: “La actuación no es una actividad esencial” en este tiempo

El actor apoyó la postura de su hermana Alejandra, la presidenta de la Asociación Argentina de actores y habló sobre cómo afecta la cuarentena en las personas, el rol del Estado, la Justicia, entre otras cuestiones.

Ya se cumplieron tres meses del aislamiento obligatorio que inició el 20 de marzo y ya son varios los rubros que fueron golpeados tras esta decisión. Uno de ellos fue el de los actores, quienes se vieron obligados a cerrar los teatros y a frenar las grabaciones de diversas ficciones. Frente a dicho contexto, algunos famosos optaron por hacer un reclamo público para que se les permita trabajar con el cumplimiento de protocolos de seguridad. Sin embargo, Alejandra Darín, presidenta de la Asociación Argentina de Actores, tiene otra perspectiva en el asunto. Ella resaltó que no es su agrupación “la que determina que los actores y actrices trabajen”, sino el gobierno de Alberto Fernández al señalar que no desarrollan “una tarea esencial”, y por eso la “actividad no está exceptuada”.

Ante la postura de su hermana, Ricardo Darín salió a hablar en una entrevista con el ciclo Verdad/Consecuencia por la pantalla de TN, donde confesó que está de acuerdo con Alejandra. El actor señaló que el trabajo de los artistas “no es una actividad esencial” si se la compara con otros que tienen mayor prioridad en esta pandemia, como “los que trabajan en hospitales, la gente que tiene que controlar, más los que se encargan de los insumos y de la alimentación”, entre otras profesiones.

Pese a su postura, el actor remarcó que durante este tiempo donde las noticias abruman y bombardean con notas sobre el coronavirus, las muertes y otros problemas, las personas también necesitan entretenerse y no sentir tanto agobio. “Es fundamental que nuestro estado de ánimo esté bien arriba, pero ¿cómo trasladás esto del estado de ánimo, de la energía y del sentido del humor a alguien que tiene que salir a bancar el puchero todos los días para sus cuatro hijos? A mí me aterra de solo pensarlo. Entonces si trazamos una raya, con todo el dolor del alma tengo que decir que (la actuación) no es una actividad esencial”.

Luego, el actor se refirió a las alteraciones que provocó este aislamiento en la vida de las personas: “La cuarentena te trastoca el orden de prioridades. Los que patalean porque la cuarentena es larga tienen sus razones, porque tienen que salir a ganarse el mango día a día, tienen familia detrás. Y cuando las cosas se prolongan, la paciencia de la gente hace que se trastoque el orden de prioridades. Es muy difícil ponerse en los zapatos del otro, cuando a uno le aprieta más”.

Por otro lado, sostuvo que desde hace muchos años vivimos en una “cultura del individualismo” en la que es muy difícil “poner una conveniencia colectiva por delante de una personal, se trate de salud, economía o a nivel emocional”. A modo de ejemplificar su declaración, se refirió al casamiento polémico de una pareja judía que celebró con más de cien invitados en barrio de Once. “Evidentemente patearon el tablero y decidieron que para ellos era más importante hacer eso que contribuir al nivel público. Es muy fácil condenar y criticar y no ponerse en el lugar de los demás. Lo primero que nos nace es decir que está mal y señalamos con el dedo”.

En relación con el rol del Estado en este tiempo, Darín aseguró: “Yo creo que el Estado está haciendo lo que puede, conteniendo lo que puede. Hay cosas que se le van a escapar. Los funcionarios son seres humanos y están tratando de contener y apagar los incendios con las herramientas que tienen, que no son muchas... Hicieron una cosa muy buena que fue implementar la cuarentena temprana. Después se encontraron con realidades distintas y hasta hoy no sabemos cuánto puede durar el aislamiento”.

Para concluir, Darín se refirió al accionar de la Justicia que en plena cuarentena suspendió algunos juicios. “Estoy un poco azorado a veces con cosas que leo van para atrás, cosas que se detienen, que se dejan para más adelante... Trato de no enojarme porque el que se enoja pierde. Trato de ser analítico, leer entre líneas, tener un criterio propio y no siempre es fácil porque hay informaciones muy contradictorias”. Luego, relacionó a la pobreza y la corrupción: “Si no existiera la corrupción, no habría pobreza. La corrupción también tiene que ver con la corrupción personal, con el que ambiciona más de lo que tiene, el que se va de mambo. En el mundo hay un reparto de la riqueza que es perverso”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar