“Menéndez supervisó el plan sistemático de la represión”

El Tof 2 fundamentó la más reciente condena al exmilitar

El Tribunal Oral Federal número 2 de Córdoba (Tof 2), al fundamentar la reciente sentencia a prisión perpetua contra el extitular del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, por delitos de lesa humanidad, consideró ayer que el exmilitar “facilitó el plan sistemático de represión y supervisó los resultados”. Los fundamentos corresponden a la sentencia de "prisión perpetua" que el tribunal dictó el lunes de la semana pasada contra Menéndez por el fusilamiento de los estudiantes y militantes de la Juventud Universitaria Peronista (Jup) Ana María Villanueva, Carlos Delfín Oliva y Jorge Manuel Diez, ocurrido el 2 de junio de 1976 en nuestra ciudad. Desde el rol de jefe del Tercer Cuerpo, “Menéndez desarrolló un estricto control de las unidades a su cargo, impartió órdenes e instrucciones, supervisó los resultados y facilitó las condiciones para que el plan sistemático de represión se cumpliera acabadamente por las diversas dependencias a su cargo”, sostiene uno de los párrafos de los argumentos del veredicto condenatorio. Asimismo, se determinó como “acreditada” la existencia de los hechos y la responsabilidad de Menéndez por los delitos como autor mediato de privación ilegítima de la libertad agravada, homicidio calificado por alevosía y pluralidad de hechos, en tres hechos y en todos los casos en concurso real. Los jueces José Muscará, Mario Garzón y Juan Carlos Reynaga sostuvieron que “los hechos juzgados se ejecutaron como consecuencia de las directivas y órdenes impartidas por Menéndez”, desde su autoría mediata “por el dominio de las unidades militares que integraban el Tercer Cuerpo de Ejército y de las fuerzas de seguridad que operaban bajo su mando”. Agregaron que los hechos se dieron “en el marco y contexto del denominado plan sistemático de represión implementado desde el gobierno militar, con la finalidad explícita de aniquilar la subversión” en el país entre 1976 y 1983. En ese contexto, los jueces entendieron que las maniobras fueron “revestidas de estrategias y competencias represivas que les permitieron conducirse con total impunidad incluso aun después de devenida la democracia”. En la sentencia el tribunal de enjuiciamiento consideró que “todos los hechos juzgados fueron ejecutados en el marco del terrorismo de Estado, por lo tanto constituyen delitos de lesa humanidad imprescriptibles e inamnistiables".
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar