Salvaje ataque policial en Chaco contra una familia qom

Fue en la localidad de Fontana y cinco efectivos fueron apartados de la fuerza.

En un nuevo caso de violencia policial, una familia qom fue víctima de amenazas, golpes, torturas y hasta de violencia sexual por parte de agentes de las fuerzas de seguridad de la provincia de Chaco. El hecho, ocurrido el domingo por la noche en el barrio Cacique Pelayo – Banderas Argentinas, de la localidad de Fontana, fue conocido luego de la difusión de fotos y videos en redes sociales donde se observa a policías de la Comisaría Tercera de Fonana ingresando de manera violenta y maltratando a una familia integrada por un hombre mayor, una mujer y sus dos hijos: una adolescente de 16 y un joven de 18.

Tras proferir golpes y amenazas, los menores  los menores fueron detenidos junto a una chica de 18 y otro joven de 20. ’Ya les tiramos alcohol, ¿ahora quién las prende fuego?’”, amenazó uno de los efectivos a la familia, según se observa en el  video que dio a conocer la revista Cítrica. Elsa, madre de los jóvenes, relató que “había una pelea entre muchachos y la policía creyó que habían entrado acá (a su casa)”.  “Tomaron a mi hija del cabello y la arrastraron, alcancé a prenderme de ella y entre seis policías nos agarraron y ahí un oficial me pegó con la 9 (pistola calibre nueve milímetros) en el rostro”, señaló.

La mujer agregó que a su sobrino “le pegaron contra la pared” y que él y su hijo quedaron “desfigurados de los golpes”. Tras difundirse el ataque, la ministra de Seguridad de Chaco, Gloria Salazar, confirmó el apartamiento de cinco efectivos, que deberán declarar hoy ante la justicia. La funcionaria aseguró se dio intervención en el hecho al Órgano de Control Institucional (OCI) de la Policía y la Fiscalía de Derechos Humanos, “exigiendo la correspondiente investigación al personal que intervino en el operativo y realizando la investigación judicial para que sean juzgados penalmente”.

La versión oficial de la Policía dio cuenta, en cambio, que “dos agentes terminaron en el hospital Perrando” y que tras el operativo “un grupo de personas arremetió contra la dependencia policial tras arrojar objetos contundentes. Los agentes iniciaron un operativo para calmar la situación. Logrando, luego de unos minutos, reducir y detener a los agresores”. Al respecto, el presidente Alberto Fernández repudió el hecho al señalar que “las imágenes de violencia institucional que hemos visto en las últimas horas en el Chaco son inaceptables”. Además, en su cuenta de la red social  Twitter celebró que el gobierno de Jorge Capitanich, “haya apartado a los efectivos” policiales implicados. “Debemos trabajar más profundamente en una problemática que es una deuda de la democracia”, concluyó el mandatario nacional.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar