47% de los argentinos consideran a la cena como la comida más importante

Una reciente encuesta indicó que cerca del 50% de los argentinos consideran que la cena es indiscutiblemente la comida más importante para compartir en familia.

El estudio, que fue llevado adelante por la cadena de comida McCain y la consultora OH! Panel, plantea entre muchos otros aspectos, que en nuestro país se considera al momento de comer durante la noche uno de los más relevantes a la hora de unir a la familia.

Es que tiene sentido en términos que muchas veces tanto el trabajo, como la escuela y las tareas domésticas suelen separarnos en las demás comidas, encontrando sólo la cena como una forma de reunión diaria para señalar aquello que nos pasó durante el día, muchas veces discutir algún tema pendiente o incluso disfrutar de una serie o película si tenemos el televisor cerca de la mesa.

Indistintamente del motivo, se entiende que este momento sagrado para los argentinos, también tiene que ver con la necesidad de diálogo y acercamiento entre los miembros de la familia, ya que quizás no siempre participen todos, pero es una muy buena forma de encontrarnos y muchas veces generar esos espacios que tanto necesitan los más chicos para expresarse, ganando confianza regularmente para poder contar aquello que tanto les gusta y permitirnos conocerlos un poco más, pero también lo que les preocupa y puede molestarles.

La hora de la comida

Claro además que juntarnos a preparar la mesa, poner todo en su lugar y esperar a los que más queremos para compartir ese momento también aloja una magia que pocos momentos pueden ostentar. No hay muchas sensaciones más agradables que volver de un día muy atareado y encontrar que la familia nos estuvo esperando un “ratito” para poder compartir la hora de la comida con uno.

Es sin dudas un ritual que quizás nos remonta a nuestros antepasados, que encontraban en estos momentos junto al fuego un lugar de refugio, de bienestar que seguramente esté anclado todavía en alguna parte de nuestro ADN como una parte fundamental de nuestra historia. Es que en aquellos duros momentos de los primeros pasos de nuestra especie, así como en el medioevo y también en nuestra era, muchas veces la mesa familiar es un refugio del mundo exterior, siendo las amenazas naturales del pasado, y ahora la vida moderna.

Claro que preparar la comida tendrá su magia especial, pero a veces no contamos con el tiempo de prepararla y en esos casos seguramente lo mejor será pedir un delivery de hamburguesas, ya que complicarnos con cocinar en un mal momento también puede llevarnos sorpresas inesperadas y algo desagradables. Mejor no complicarse demasiado y agasajar a los que más queremos con algo delicioso y sin tener que lavar demasiados platos luego, en particular pensando que los delivery vienen con todo listo para consumir y tirar.

Muchas veces ayuda mucho a la conversación pensar un tema para tener en mente y luego cuándo nos encontramos con los demás deslizarlo sobre la mesa, ayudándonos a conocer todavía más a esas personas con las que compartimos todos los días y con quienes continuaremos en contacto durante el resto de nuestras vidas.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar