La Provincia está en alerta amarilla tras diez días de incendios

Varias viviendas fueron afectadas y algunos vecinos debieron ser evacuados.

Por décima jornada consecutiva, Córdoba continuó ardiendo, con frentes de incendio por momentos fuera de control, casas quemadas, rutas cortadas y vecinos evacuados. Con temperaturas de 37 grados y fuertes ráfagas de viento que por la noche rotaron al sur, la provincia vivió una de los días más difíciles del año, ya que las llamas comenzaron a rodear zonas pobladas, afectando inmuebles y poniendo en riesgo la vida de los pobladores. En ese marco, las autoridades confirmaron que se solicitó la “Alerta amarilla” al Centro Unificado Operativo (CUO) del Consejo Federal de Bomberos Voluntarios.

Según se explicó, la medida permite, en caso de ser necesario, que agentes de otras provincias lleguen a Córdoba para auxiliar a los más de 4.000 efectivos que están combatiendo a las llamas. Si bien las temperaturas comenzaron a bajar al caer la noche, el alerta se mantenía en Villa Santa Cruz del Lago y Parque Siquiman, cerca del parque Peko’s, que tuvo parte de sus instalaciones afectadas. Además, se cortó el tránsito en la ruta 38 y donde se mantenía la vigilia ante la posibilidad de que el fuego avance sobre zonas densamente pobladas. Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgo Climático, señaló que la cabecera del foco fue controlada, pero que en el sector había muchos puntos calientes. “Con el viento puede haber un reinicio”, indicó el funcionario, quien no dudó en calificar como “intencionales” los focos originados allí.

Al cierre de esta edición, otro de los frentes más complicados era el de Villa Berna, ya que las llamas afectaron un bosque de pinos, un árbol muy combustible en una zona de difícil acceso. Al sur provincial, en Alpa Corral, Villa El Chacay y Las Albahacas se trabajó con un avión hidrante, mientras que en La Paisanita y Falda del Carmen los bomberos debieron ser asistidos por dos helicópteros y un aeroplano. Además otro foco que bajó desde de Los Gigantes hacia Cerro Blanco y después fue a El Durazno.

Las imágenes y los testimonios coparon las redes sociales

Vecinos de las distintas localidades afectadas por las llamas utilizaron las redes sociales para brindar testimonios de primera mano de la difícil situación que se vive por los incendios. A través de Twitter, Facebook o Instagram, bajo las etiquetas #CórdobaEnLlamas y #CórdobaArde, los usuarios mostraron la cercanía y el impacto del fuego sobre las sierras de Córdoba. Incluso, varios debieron autoevacuarse y anoche se mantenían en vigilia ante la posibilidad de que la situación empeore aún más.

A lo largo del día, el “hashtag” fue máxima tendencia en redes, de la mano del reclamo de ayuda a las autoridades. La información fue replicada por miles de usuarios que también subieron videos en los que se observa la magnitud de los focos y el desolador saldo de lo consumido por las llamas.

Imputaron al jefe de la oficina de Epec en La Cumbre
La fiscal de Cosquín Paula Kelm imputó ayer por “incendio culposo” al jefe de la sede de Epec de La Cumbre por el inicio del foco que azotó la semana pasada a la localidad de Cuchi Corral. La medida se tomó luego de un allanamiento realizado en las oficinas de la empresa en la zona.

Si bien Kelm indicó que no hará declaraciones hasta tanto se terminen las pericias, una de las hipótesis da cuenta que el foco se habría iniciado tras la caída de una red eléctrica que no contaba con el mantenimiento correspondiente. El intendente interino de La Cumbre, Pablo Alicio, confirmó la imputación. “La causa está en etapa investigativa y vamos a esperar”, declaró. El fuego comenzó el martes de la semana pasada y desde entonces se mantiene activo sin poder ser extinguido.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar