Lanata no habla de Córdoba

El carnicero de Urca

Me llegaron muchos comentarios por mi participación del lunes pasado aquí, en HOY DÍA CÓRDOBA. Algunos pocos me felicitaron y los otros (varios) se quejaron de que no hago periodismo serio. No es mala onda, che, pero se ve que no me leyeron: soy carnicero, no periodista. Se los aclaré. A ustedes y a los del diario. Apenas cuento lo que escucho mientras corto unos bifes, o separo una tapita de cuadril.

La cuestión es que la gente del HDC me dijo que siguiera escribiendo. Así que le voy a sacar un rato de tiempo a la siesta, porque en unas horitas me quiero sentar a ver Talleres-Belgrano. (Por ahora, no les voy a contar de quién soy).

Sí les voy a contar que se movió un poco más esta semana, la carnicería. La gente cobró y pensó en comer algo bien nutritivo, pero cómo se quejan todos… ¡Mamita! No hubo un solo cliente que no se quejara de algo. Que las cloacas, que la basura, que el dólar, que los aumentos, que Macri, que Cristina, que Menem ¡Menem! Ni me acordaba que estaba vivo.

Entre tanta queja entró una señora muy enojada con el periodista Jorge Lanata. La verdad es que no lo veo mucho a Lanata. Yo trabajo de lunes a sábado y los domingos trato de estar un poco con la familia y aflojarle a las pálidas. Y ahora tengo que escribir esto. Así que casi no lo veo.

La mujer protestaba porque Lanata se mete poco con Macri y nunca -nunca- nunca menciona nada de Córdoba. Es más, según dijo ella, fue uno de los que escribió una de las notas más elogiosas para De la Sota cuando se murió.

Yo no sabía qué contestarle, porque ni la había leído. Cuando pagó y se fue, estaba esperando para comprar unas tiras de costillas y chorizos de primera uno de mis clientes más antiguos, que ha estado relacionado con todos los gobiernos de los últimos años y ahora tiene un cargo de poca monta en la Legislatura, aunque sigue estando más que bien informado.

– Sabés lo que pasa con Lanata y Córdoba– me encaró. Y yo encogí los hombros.

Y arrancó:

– La productora que hace el programa de Lanata es de uno de los tipos más influyentes que ha tenido Córdoba. Íntimo amigo de De la Sota, cercano al Gringo Schiaretti... Porteño, pero de enorme influencia en los asuntos y negocios de Córdoba. De esos que tienen poder y guita en serio. El dueño no lo va a dejar meterse a su empleado en el territorio donde tiene sus intereses… Acá pocos lo saben pero Lanata no es empleado de Clarín, como se dice en todos lados: es empleado del Flaco, uno de los tipos más poderosos de Córdoba.

Miró para un lado, miró para el otro. Yo le metí las costillas en la bolsa, pesé, le cobré. Cuando se iba me di cuenta que no le había preguntado el nombre del fulano, el "Flaco" ese. Le grité cuando ya estaba en la vereda. Pero ni me miró.

08 Octubre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar