El batacazo de la izquierda gira el escenario político español

 

El PP perdió la mayoría absoluta en la mayoría de las grandes ciudades en que se votó
MADRID.- El derechista Partido Popular (PP) del presidente Mariano Rajoy venció el domingo en los comicios municipales y autonómicos de España, aunque cedió poder a la izquierda, que puede arrebatarle feudos claves como Madrid, mientras Barcelona se erigió como símbolo del cambio político con el triunfo de la candidatura apoyada por Podemos. Si bien el PP se mantiene primero y el Psoe segundo, la indignación que hace cuatro años llenó las plazas de España, entró con fuerza en las instituciones con cargos electos que representan a los emergentes Podemos y Ciudadanos.
 
El gran golpe lo dio la candidatura "Barcelona en Común", de la activista Ada Colau, que cuenta con el respaldo de Podemos y arrebató la alcaldía al nacionalista Xavier Trias, de Convergencia i Unió (CiU). Se trata de un triunfo emblemático, ya que Barcelona históricamente perteneció a los socialistas, que gobernaron la ciudad condal durante 32 años hasta que CiU se las quitó. Así, la "nueva izquierda" recupera Barcelona gracias al voto antiestablisment y desde ahí buscará catapultarse. "Somos una revolución democrática imparable", aseguró Colau al celebrar la victoria.
 
En Madrid, si bien ganó Esperanza Aguirre, del PP, lo hizo con una ventaja de apenas un concejal (21) sobre la candidatura "Ahora Madrid" (20) de Manuela Carmena, quien podrá impedirle gobernar si llega a un acuerdo con los socialista (9) o Ciudadanos (7). "Ha quedado claro que ha ganado la mayoría por el cambio", celebró Carmena, mientras Aguirre destacó su victoria aunque reconoció que podría ser enviada a la oposición. "Los grandes cambios comienzan en las grandes ciudades", aseguró por su parte Pablo Iglesias, líder de Podemos, al valorar los resultados electorales. 
 
Aunque el PP se impuso en el global de votos, con el 27,03%, y el Partido Socialista (Psoe) lo siguió con un 25,04%, el bipartidismo obtuvo sus peores resultados en cuatro décadas, según los datos oficiales escrutados el 99% de los sufragios. En relación a los comicios municipales de 2011, los conservadores perdieron casi 2,5 millones de votos y los socialistas más de 700.000 votos, mientras que Ciudadanos se situó en tercer lugar, con casi 1,5 millones de votos. 
 
Tras los comicios, el PP conserva su mayoría en Castilla y León (absoluta), Madrid, La Rioja y Murcia. Sin embargo, los conservadores perderían Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Valencia, Cantabria y Baleares, si el Psoe consigue los escaños necesarios para desbancarlos del poder en base a alianzas con Podemos o Ciudadanos. Además de recuperar terreno en estas seis comunidades, los socialistas conservaron el poder en Asturias y ganaron en Extremadura. 
 
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar