¿Que cada uno se pague su campaña?

El carnicero de Urca

Muy tranquilito este enero… como les dije, la carnicería se mueve sólo cerca del finde: mucho asadito de los que no se tomaron vacaciones (como es mi caso). Por suerte, la semana pasada refrescó, si no la boleta de luz se me va por las nubes con las heladeras a full. Y con fresco y todo, hubo varios clientes que se quejaron de los cortes de electricidad en estos días. La basura y la Epec vienen parejitos en los reclamos que escucho del otro lado del mostrador: ¡no bajan de los primeros puestos del ranking!

El viernes a la tarde cayó un cliente, uno que trabaja en Buenos Aires; llegó con un amigo que venía a comenzar sus vacaciones en Traslasierra y arrancaban con un súper asadazo. Y el porteño visitante resultó ser uno de los consultores que labura para Durán Barba.

No había nadie en la carnicería, así que les pude seguir un rato la conversación. El señor contó que en la Rosada no se deciden qué hacer con Córdoba. Según él, allá prefieren claramente que la fórmula sea Negri – Baldassi; que a Mestre no lo quieren, pero “de momento” están evitando enfrentarse. Que Negri está más arriba en sus encuestas, pero que tampoco la diferencia es abrumadora.

Yo seguía sacando el vacío, buscando unas buenas mollejas y el porteño seguía hablando. Contó de las mediciones, de los pisos, de los techos, de cómo se acercaban o se alejaban de Schiaretti… se me escaparon algunos datos, porque el hombre hablaba medio rápido.

Pero paré la oreja cuando dijo que, con el tema Mestre en los despachos más cercanos a Macri, hay dos cosas que les encienden las alertas: una es el riesgo de ruptura –que saben que está en la mente del intendente cordobés y no dejan de contemplar esa posibilidad- y la otra (y esta me sorprendió mucho) es que Mestre les ha hecho saber que está “dispuesto a bancarse la campaña”.

El porteño me miró y como si me conociera de toda la vida me dijo: “Sabe, maestro, una campaña sale mucha plata, y los muchachos de allá no están tan dulces… Con lo de los `Cuadernos´ no hay manera de andar buscando fondos, así que alguien que diga que se la paga él solito, es tentador… es muy tentador…”

Mi cliente asentía sin decir ni una palabra. Llevaron bastante carne y un par de bolsas grandes de leña que les ayudé a cargar. Les regalé una sal de campo y el porteño me agradeció con un abrazo.

Yo amague a preguntarle de dónde sale toda esa plata de campaña… pero decidí no amargarme el verano.
Nos vemos el lunes.

14 Enero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar