¿Fortuna ya sabía desde antes que a Schiaretti había que operarlo?

El carnicero de Urca

Otra semana movidita y van. Se vendió mucho. No sé si es ya gente que está volviendo de vacaciones o lo que están diciendo que va a aumentar la carne y entonces la compra por las dudas. Por lo que sea fue una semana movida. Tuve muchas ventas y muchos clientes con ganas de contarme cosas.

Vinieron varios con la súper posta de la interna de Cambiemos. Me dieron nombres, fórmulas y listas que ya estaban supuestamente totalmente confirmadas. Pero hasta dónde sé no hay nada todavía o qué sé yo, ya me perdí. Muy complicado todo esto para la mente llana de un carnicero como yo, que se dedica a vender carne y los domingos a la tarde se sienta a escribir estas líneas con algunas cosas que escuchó detrás del mostrador.

El que vino es aquel señor que les conté hace dos semanas. ¿Se acuerdan? Un veterano cliente que hace muchos años trabaja en la Provincia, que tiene muchísimos datos, que es muy formal y reservado, y que me contó de aquel chequeo médico del 26 de enero, que no salió en ningún lado (salvo acá), y del que muchos hablaron después de la angioplastía a Schiaretti.

- ¿Qué me cuenta?, ¡lo hice dar una primicia! Yo ni sabía que escribía para el HDC... Leí hace dos lunes lo que le había contado. Me alegro que le haya servido el dato, pero yo pensé que era sólo para usted. (Mi silencio fue casi un pedido de disculpas...). Pero el hombre hizo caso omiso al gesto y siguió hablando. Me contó que con lo de los cuatro stent hubo un importante operativo para que no trascendiera nada desfavorable sobre la salud del gobernador y candidato.

Que le encargaron a Francisco Fortuna, el ministro de Salud, que siguiera paso a paso lo que hacían los médicos y que él sólo comunicase.

– Lo escuché a Fortuna que dijo que era un chequeo y que decidieron en la misma clínica hacer la operación, – le comenté. El hombre arqueó las cejas y se rascó la barbilla. Me dijo que no estuviera tan seguro de eso, que en el Centro Cívico había algunos que escucharon decir a Fortuna aquel viernes de la angioplastía supuestamente no programada que tenía una jornada larga, que el día iba ser pesado y que no sabía a qué hora iba a terminar.

Me dijo que los que lo escucharon le preguntaron al ministro de Salud por qué decía eso. Y que la respuesta, enigmática, fue “ya vamos a ver”. Le pregunté a mi cliente si él creía que Fortuna ya sabía de antes de los stent. Fue directo: “Miré, no sé si específicamente que ese iba a ser el tratamiento. Lo que sí sabía es que la mano no venía sencilla y a que el gobernador algo le iban a hacer. Por eso andaba diciendo que tenía un día muy largo por delante”.

Me pareció que no tenía más nada por decir. Le cobré y cuando me saludó me dijo: “Espero que escriba bien lo que le cuento”. Trato de hacer eso, pero recuerden que soy un simple carnicero.
Nos vemos el lunes.

18 Febrero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar