Con la pluma en el barro

El sábado falleció el dramaturgo y actor cordobés Miguel Iriarte, autor de grandes clásicos del teatro local 
 
La comunidad artística local está de luto por la muerte del destacado director y actor Miguel el "Negro" Iriarte, uno de los referentes más importantes del teatro cordobés, que falleció el sábado a la tarde en el Sanatorio Parque San Vicente a los 79 años de edad, como consecuencia de una descompensación general producida por un cuadro de diabetes.  
La actriz Silvia Pastorino, integrante del grupo Comedia Cordobesa y allegada a la familia Iriarte, fue la encargada de confirmar la noticia. Durante este año, la agrupación teatral se encargó de homenajear al director con una nueva versión de "Eran cinco hermanos y ella no era muy santa", una de las obras más destacadas de Iriarte, que se convirtió en un clásico de las tablas locales y que refleja la historia de una familia pobre, marginal y olvidada. 
Y tal vez esa característica, la de representar sobre el escenario vivencias cotidianas de la clase baja, fue la impronta personal que el "Negro" dejó en cada una de sus piezas. Su origen humilde y las raíces del barrio San Vicente atravesaron toda su obra: "Miguel Iriarte es un hombre de barrio, dónde vivió su niñez de pobreza con dignidad y sintió el palpitar del corazón del pueblo", manifestaba el historiador Efraín Bischoff en un texto que acompañó la edición de las obras del autor y director publicado por el Instituto Nacional del Teatro en el año 2000.
Otras de sus obras destacadas fueron "San Vicente Súper Star", "Ruta Bar" y "Una familia tipo"; convertidas en clásicos, no sólo en Córdoba, sino en todo el país.
Iriarte nació el 12 de diciembre de 1936 en la República de San Vicente, barrio que inspiró sus historias desde que decidió que el teatro popular sería su motor de vida. Sus obras, marcadas por el humor crítico y el costumbrismo , se presentaron en Villa Carlos Paz, agotando entradas, cuando el cuarteto y la tonada cordobesa estaban mal vistos. El éxito lo llevó a los escenarios porteños, y luego lo catapultó a Nueva York, donde estudió en el Actor’s Studio, además de visitar en numerosas oportunidades salas brasileñas. 
Militante incansable de los proyectos teatrales independientes y locales, fundó salas y trabajó con grupos de presos y personas de la tercera edad. 
Cuando parecía que el nombre de Iriarte podía olvidarse entre las firmas de los nuevos dramaturgos que copan las salas independientes de la ciudad, la Comedia Cordobesa decidió rescatarlo y rememorarlo con la interpretación de "Eran cinco hermanos y ella no era muy santa", que bajo la dirección de David Picotto abrió el festival "Pensar con Humor 2015"; y que volverá a hacer lo propio con el "Festival de Teatro del Mercosur", que llegará a la ciudad en octubre. Además, en el mismo mes, La Cochera estrenará "Montando al Negro Iriarte", un espectáculo que, dirigido por Paco Giménez, recorrerá las piezas de Iriarte a modo de homenaje y agradecimiento por el gran legado que el director y actor le dejó a la cultura cordobesa.  
Sus restos fueron despedidos en una casa velatoria del centro de la ciudad, acompañado por familiares y colegas. 
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar