Los gatos muestran un gran apego con sus dueños

Un estudio confirmó que la gran mayoría de estos felinos están unidos de forma segura a sus amos

Algunos consideran que los gatos son animales independientes, ariscos y distantes con sus dueños, a diferencia de los perros. Sin embargo, un estudio que publicó la revista Current Biology desmintió esta idea. El trabajo aclaró que los felinos están unidos con las personas que conviven. Los hallazgos indicaron que el vínculo que se conforma no es exclusivo de los caninos.

Kristyn Vitale, autora principal de la investigación, explicó que, “al igual que los perros, los gatos muestran flexibilidad social con respecto a sus apegos con los humanos”. Y añadió: “La mayoría de los gatos están unidos de forma segura a sus dueños y los tienen como fuente de seguridad en un entorno novedoso”.

Los resultados fueron efectuados por una serie de pruebas utilizadas con anterioridad, con el fin de evaluar el apego seguro en primates y perros. En la prueba, los gatos de entre tres y ocho meses de edad, debían pasar dos minutos en una habitación extraña con sus dueños, luego tenían que permanecer solos otros dos minutos en ese mismo lugar y, por último, nuevamente otros dos minutos con sus amos.

Por un lado, los animales mostraron apego seguro al reencontrarse con sus respectivos dueños cuando volvían a la zona de exploración próxima a ellos. Por otro lado, los gatos que exhibían apego inseguro se aferraban mucho a sus propietarios o lo terminaban rechazando. A su vez, el grupo de investigadoras comprobó que el nivel de apego de los gatos es semejante al de un bebé humano o un perro.

Vale aclarar, que la mayoría de ellos regresaron a la zona de confort en la que se encontraban con sus dueños, manifestaron menos estrés y un mayor contacto. Otros mostraron apego inseguro por el hecho de permanecer estresados; otros se dirigían en busca de la proximidad excesiva (apego ambivalente); en algunos se evidenció que evitaban a su dueño (apego evitativo) o buscaron el conflicto de aproximación (apego desorganizado).

En cuanto a los porcentajes, casi el 65 por ciento presentó un apego seguro y más del 35 por ciento el inseguro, de los que el 84 por ciento revelaron un apego ambivalente, 12 por ciento evitativo y 4 por ciento desorganizado. Algunos de los felinos analizados continuaron con un entrenamiento de sociabilización de entre un mes y medio y dos meses para corroborar si el apego era estable y se mantenía durante la edad adulta. Las líderes del análisis señalaron lo siguiente: “Los resultados indican que, aunque el refuerzo social es probablemente un factor que contribuye al desarrollo de un estilo de apego, una vez que se ha establecido eso entre los miembros de una díada, [el apego] parece mantenerse relativamente estable con el tiempo, incluso después de un entrenamiento de socialización”.

Según Vitale, esta flexibilidad social podría haber ayudado al éxito de la especie en los hogares humanos. Ahora, las expertas están indagando la importancia de estas pruebas en relación con los miles de gatos que terminan en refugios de animales. “Estamos analizando varios aspectos del comportamiento de apego de los gatos, incluso si la socialización influye en la seguridad del apego en los gatos de refugios”, concluyó.

 

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar