¿Cómo se puede evitar el estrés en los conejos?

Algunos de los síntomas son: permanecer quieto demasiado tiempo, hacerse una bola, lamerse o rascarse de manera compulsiva.

Los perros y los gatos, son las mascotas más comunes y las más elegidas. Sin embargo, hay otros que prefieren los peces, las arañas, los conejos, etc.  Estos últimos suelen padecer estrés si no se sigue una serie de recomendaciones. Una de las preguntas claves es cómo saber si tienen ansiedad o están bajo una situación de estrés. Algunos síntomas característicos son: rechino continuo de dientes, patear la jaula, romper los accesorios del interior de la jaula, chillar de manera nerviosa, permanecer quieto demasiado tiempo, hacerse una bola, lamerse o rascarse de manera compulsiva y la caída del pelo.

Si la mascota presenta tales condiciones, es importante que se lo lleve de manera inmediata al veterinario para que diagnostique el problema adecuadamente y le dé el mejor tratamiento.

 A modo de prevención, si tenemos un conejo en casa como animal doméstico podemos seguir los siguientes consejos para reducir las posibilidades de que sufra estrés.

Sacarlo de la jaula todos los días

Es la principal causa del estrés en los conejos. Si el animal está continuamente encerrado, padecerá ansiedad nerviosa y estrés. Por eso es fundamental sacarlo de la jaula todos los días un rato y permitir que corretee y se mueva con completa libertad por la casa.

Colocar la jaula en un lugar tranquilo

Los conejos son animales muy nerviosos. Su naturaleza los hace estar en alerta de manera constante. Si su jaula se encuentra en un contexto de mucho ruido, se asustará y se pondrá nervioso.

Otro dato no menor, es que son muy sensibles a los olores fuertes. De este modo, tampoco es recomendable que su jaula se encuentre en lugares o ambientes susceptibles de desprender olores fuertes, como cocinas, baños, etc.

Darle algo para roer

Es importante darle un objeto o una pieza de comida para que pueda roer. Además de evitar que muerda los accesorios de la jaula, reduciremos su estrés.

 Agarrarlo con cuidado

 A menudo se comete el error de apretarlos, porque lo asociamos con animales suaves y blanditos. Pero esta acción, les produce más ansiedad. Es así, que se los debe agarrar con cuidado y delicadeza.

 Tener como rutina su cuidado

Mantener limpia la jaula, sacarlo de ella, son algunos de los aspectos que se debe tener en cuenta. Por otro lado, es clave que lo habituemos a una serie de rutinas, ya que le aportarán tranquilidad al animal. Los conejos son animales muy limpios y se muestran inquietos cuando su espacio está sucio. Si a pesar de estos consejos el animal sufre estrés, se deberá consultar con el veterinario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar