¿Cómo seleccionar la mejor arena para mi gato?

Todos los gatos, incluso los domésticos, necesitan un buen arenero donde escarbar y enterrar bien sus necesidades sanitarias

Los felinos suelen enterrar sus excrementos y su orina con el fin de cubrir su olor para no ser detectados por sus presas o los depredadores, esta es una conducta que la tienen en los genes, por lo que aunque se trate de un gato doméstico, necesitan un buen arenero con cantidad suficiente para que ellos puedan escarbar y enterrar bien todo lo que hagan.

Si vives con muchos gatos, las arenas a base de sílice o las ecológicas (estas están hechas a base de maderas recicladas y absorben muy bien el olor), son más duraderas y absorbentes, pero, en caso de que no tengas mucho tiempo de estar dándole mantenimiento al arenero, la mejor opción es la absorbente y económica.

Si vives en una casa pequeña entonces lo que buscas es evitar olores fuertes, por lo que las ideales son las inodoras y duraderas, sin embargo, los distintos tipos de arenas también tienen sus ventajas y desventajas, por ejemplo las compuestas de sepiolita, al ser su base un mineral poroso y absorbente se tienen que cambiar frecuentemente, sin embargo son económicas y fáciles de encontrar.

Si buscas una fácil de limpiar y que además al entrar en contacto con líquidos formen masas unificadas, las mejores son las aglomerantes, de esta manera solo necesitarás una pala para limpiar los excrementos, por otro lado, puede levantar polvo y quedarse pegada en las patas de tu gato.

Si quieres una arena duradera, las absorbentes sintéticas resultan ideales, también retienen olores, haciendo el espacio más saludable, son inodoras y no generan polvo, sin embargo no todos los gatos las toleran. Recuerda que lo más importante es encontrar la ideal que se aclimate mejor a tus necesidades y a las de tu mascota.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar