Tu gato no está tan gordo como creías

Podría parecer que tu gatito tiene el vientre muy grande, pero en realidad, puede que sea la bolsa primordial, una capa protectora que tienen todos los felinos

El otro mejor amigo del hombre es un incomprendido por el ser humano. Considerados menos fieles que los perros, fríos e indiferentes, llevan a nuestro lado muchísimo tiempo, nos quieren y nos hacen compañía, aunque por su naturaleza sean más independientes. Hoy, ellos son los reyes indiscutidos de internet, los memes y los vídeos de YouTube.

Todavía hay mucho que no sabemos o entendemos sobre nuestros compañeros felinos. Muchas veces vemos que cuando caminan se balancea una barriga que les cuelga y podríamos pensar que es por sobrepeso. Si nuestro gato no está gordo, ¿qué es entonces ese trozo de piel?

Se trata de una capa protectora que se llama bolsa primordial. Está ubicada en el abdomen, cerca de las patas traseras, y aunque parece flacidez (como si el gatito hubiese estado gordo y tuviera un exceso de piel colgando), en realidad es perfectamente normal y saludable.

Todos los gatos tienen bolsas primordiales, pero varían mucho en tamaño; algunas son casi indetectables. Es más fácil verlas cuando se balancean hacia adelante y hacia atrás cuando un gato corre.

Es importante señalar que las bolsas primordiales no son exclusivas de los gatos domésticos, ya que grandes felinos como leones o tigres también las desarrollan.

Hay tres teorías principales sobre la función de este trozo de piel, según informa el sitio 'Live Science':

• La primera es que protege los órganos internos en hipotéticas peleas, al agregar una capa extra entre las garras o dientes y el interior del felino.

• Una segunda teoría es que la bolsa permite que los gatos se muevan más rápido. Debido a que se estira mientras los felinos corren, les da una flexibilidad adicional y la capacidad de ir más lejos con cada salto, cualidades que pueden ayudarlos a evitar a los depredadores o atrapar presas.

• Otra posibilidad es que la bolsa sea un espacio adicional para almacenar alimentos después de una gran comida. En la naturaleza, los gatos no reciben dos comidas completas al día; comen cuando pueden y así almacenan grasa de una gran matanza en su bolsa para sustento días después.

¿Cómo notamos la diferencia?

Es importante distinguir si tu mascota si tiene una bolsa primordial grande o sobrepeso. Como sucede con las personas, la obesidad puede provocarle problemas cardíacos, diabetes o hipertensión y aumentar el riesgo de que padezcan artritis y algunos tipos de cáncer.

Según los expertos, una forma de diferenciarlo es por la misma forma del gato. Los gatos gorditos tienen los cuerpos más redondos que aquellos que tienen peso saludable pero bolsas grandes.

Si estamos parados encima de él, podremos ver una hendidura en las caderas, que es su cintura. El vientre de un gato obeso proviene de la parte superior y continúa hasta abajo, mientras que las bolsas primordiales comienzan más abajo y se inclinan hacia las patas traseras.

Otra forma de saberlo es que si tenemos que presionar con fuerza para sentir las costillas de tu gatito, probablemente tenga sobrepeso.

Finalmente, los vientres no se balancean como lo hacen las bolsas cuando los gatos caminan o corren. Por eso, si tenemos la preocupación de que nuestro gato cuenta con unos kilos de más, lo mejor es consultar con un veterinario.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar