Cómo ahuyentar gatos callejeros de nuestro hogar

Con la combinación correcta de acciones, se puede lograr que los felinos dejen de elegir nuestra casa como lugar de visita

La presencia de gatos callejeros en el hogar no siempre es bienvenida, especialmente si defecan, escarban y rompen las plantas decorativas o del huerto. De hecho, puede llegar a considerarse una situación de riesgo si además se trata de gatos salvajes, ya que no están debidamente socializados y pueden ser portadores de parásitos y enfermedades virales, factores que pueden preocupar a padres y propietarios de animales.

Por ello, podemos encontrarnos con un grave dilema a la hora de querer ahuyentar a los gatos callejeros que aparezcan en nuestro jardín o terraza. ¿Existe algún repelente para gatos realmente efectivo? ¿Cómo ahuyentar gatos sin hacerles daño? ¿Es posible aplicar algún método para ahuyentar gatos callejeros efectivo y duradero?

LAS CAUSAS

Para poder ahuyentar a los gatos callejeros de forma definitiva, será primordial conocer la causa que está provocando esta situación, aunque cabe resaltar que no siempre va a ser posible. Los gatos son animales muy activos y aunque se mueven siempre dentro del mismo territorio, aquél que consideran suyo, pueden llegar a recorrer varios kilómetros de forma diaria para poder cazar, olfatear y ejercitarse.

Quizás los felinos acuden a tu casa de forma espontánea o bien han aprovechado tu jardín para criar, utilizando cualquier hueco disponible. Pueden estar obteniendo alimento de tu basura porque están hambrientos, cazando en tu terraza por la presencia de pájaros o bien que consideren tu hogar como parte de "su territorio" y que, tras defecar y orinar en él, vuelvan con frecuencia para asegurar que sigue siendo suyo, empleando distintas formas de marcaje, como frotarse, orinar y rascar.

PRIMERAS MEDIDAS

Antes que nada es importante eliminar cualquier causa que puede provocar la presencia de los felinos en nuestra casa. Para eso se aconseja seguir estos 8 consejos:

• Evitar que coman de tu basura cerrando las bolsas y colocándolas en un contenedor cerrado.

• Ahuyentar ratones y ratas de tu hogar con remedios caseros para evitar que les sirvan de alimento.

• Si te gusta alimentar pájaros silvestres apuesta por utilizar comederos en zonas altas, para prevenir que sirvan de alimento a los gatos cuando busquen comida por el suelo.

• Explorar el jardín en busca de nidos o refugios que puedan estar utilizando para resguardarse.

• Hacer uso de repelentes caseros naturales para gatos para ahuyentarles sin hacerles daño.

• Realizar una buena limpieza del hogar con el uso de productos enzimáticos para eliminar las feromonas.

• Consultar con tu municipio para saber si existe un encargado de colonias de gatos callejeros que se encargue de esterilizar y controlar la población de felinos.

Una buena opción es combinar estos ocho consejos con algunos productos caseros para ahuyentar a los gatos, remedios que puedes realizar tú mismo en casa, así como el uso de repelentes naturales para gatos ya elaborados y nada dañinos para los animales.

REMEDIOS CASEROS

1. Cítricos

Uno de los remedios más comunes para espantar gatos del jardín y de las macetas es el uso de cítricos. Se pueden aprovechar las cáscaras de limones, naranjas, limas, pomelos y mandarinas que sobren de tus comidas y colocarlas en las macetas o junto a tus plantas. Además de ser un excelente abono natural, servirán también como repelente para gatos.

También se pueden cortar frutas cítricas por la mitad y restregarlas por paredes, macetas y otras zonas donde los gatos frecuenten, con el objetivo de que el olor quede impregnado el mayor tiempo posible. Este olor no aguantará demasiado tiempo, por ello tendrás que repetir cada vez que se requiera.

2. Plantas repelentes

Se puede optar por colocar plantas repelentes para los gatos en tu jardín que además llenarán tu hogar de aromas agradables para tus sentidos, pero no para el de los felinos. Algunas plantas repelentes de gatos son: Lavanda, tomillo, eucaliptus, arbusto "Coleus Canina", geranios, albahaca.

3. Pimienta

Una solución más drástica y un poco más agresiva que funciona como repelente para gatos es esparcir pimienta en polvo por lugares estratégicos de tu jardín. Así vas a conseguir provocar picazón en la nariz del gato al olerla, que dará como resultado una serie de estornudos molestos para él. Así, tras varios episodios iguales, el felino asociará esos lugares con un sitio incómodo y, por tanto, dejará de visitarlo.

4. Café

Al igual que los cítricos o algunas de las plantas mencionadas, el café suele ser un aroma incómodo para los gatos, precisamente por su intensidad. Al igual que con las cáscaras de cítricos, podemos esparcir granos de café por las macetas y distintas zonas de nuestro jardín, que además servirán como abono para nuestras plantas.

5. Vinagre

Otro remedio que puede ayudarnos a repeler los gatos de nuestro jardín es el uso de vinagre blanco, que resulta especialmente desagradable para ellos. Se puede colocar una mezcla de vinagre y agua en un difusor y esparcirlo cerca de las zonas que frecuente el felino, rociando con intensidad para impregnar bien el aroma y que así actúe como un potente repelente.

6. Vallas de jardín

Si hablamos de elementos arquitectónicos que puedan conseguir que los gatos no entren en tus dominios, estamos hablando de la instalación de una valla para gatos a lo largo del perímetro de tu hogar. Aún más eficaz será si le das a la valla cierta inclinación hacia afuera, para dificultar todavía más que los felinos consigan escalarla.

7. Repelente concentrado para ahuyentar gatos

Si ninguno de los remedios caseros anteriores te funcionó, existen repelentes comerciales concentrados y naturales para ahuyentarlos sin hacerles daño. O también encontrarás algunos productos elaborados a base de fórmulas sintéticas que resultan desagradables o bien que imitan las sustancias de la orina de ciertos depredadores, no obstante, estos productos no siempre resultan efectivos.

CONCLUSIÓN

No todos los remedios caseros resultarán eficaces para ahuyentar a todos los gatos callejeros que ronden tu hogar. Cada gato es un mundo y todos tienen su propio carácter y forma de afrontar las adversidades. Además, aunque existen olores que odian de forma general, no todos les repelen de la misma forma.

Lo que sí es seguro es que con la correcta combinación de elementos se puede conseguir, sin dañar al felino, que el acceso y estancia en tu territorio se convierta en todo un reto de obstáculos para él, y por consiguiente, se busque un lugar menos hostil para sus intereses.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar