Gracias a Europa, el diálogo vuelve a asomar en Venezuela

Dos mediaciones encaradas desde el viejo continente resucitan la salida electoral 

CARACAS.- Luego de tocar un pico de tensión con la frustrada sublevación militar del pasado 30 de abril, la crisis venezolana parece encauzarse nuevamente hacia la senda del diálogo. Dos instancias de mediación promovidas desde el viejo continente así lo atestiguan, aunque el camino luce pedregoso por la posición de los principales protagonistas en juego, que hasta el momento se muestran inflexibles con las condiciones de la otra parte.

Por un lado, la diplomacia noruega intenta reeditar el épico proceso colombiano de paz sellado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Durante meses, los diplomáticos noruegos que intervinieron en aquél proceso trabajaron silenciosamente en Caracas para concretar las reuniones que la semana pasada mantuvieron, en Oslo, con representantes de las dos partes en pugna, el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición comandada por Juan Guaidó. Fue, según admitieron diversas fuentes, un primer contacto para construir un diálogo que seguiría ahora en el Caribe, probablemente en Martinica: tras los encuentros en Oslo, los delegados de Maduro y Guaidó regresarán a Caracas para hacer consultas antes de decidir si formalizan una negociación directa entre las partes.

Pero al mismo tiempo, el Grupo Internacional de Contacto auspiciado por la Unión Europea (UE) envió la semana pasada una misión a Caracas para reunirse con las diferentes partes y abordar “la posible vía para un camino electoral negociado”, según informó el sábado el vocero del bloque europeo. “Hemos podido apreciar una predisposición de todas las partes a participar en un diálogo que conduzca a esa solución (...), pero también hemos apreciado que para que esa predisposición de principios se concrete todavía hay que seguir trabajando, hay que generar las condiciones para que pueda materializarse”, explicó el secretario de Estado de Cooperación Internacio-nal, Juan Pablo de Laiglesia, enviado por la UE a Caracas.

Ocurre que las condiciones de cada parte siguen siendo opuestas y excluyentes entre sí. Mientras la oposición exige que, para llegar a unas “elecciones libres y democráticas”, antes tiene que producirse el “cese de la usurpación” de Maduro y la instalación de “un gobierno de transición”; el oficialismo se muestra inflexible a la posibilidad de ceder el poder. “Venezuela tiene que procesar sus conflictos y buscar soluciones a sus problemas por la vía política, del diálogo, de la diplomacia, de la paz”, dijo el viernes el propio Maduro al ratificar los encuentros, pero Guaidó le contestó el sábado con sus condiciones. “Nuestra agenda es muy clara, pública y notoria: no nos van a confundir”, enfatizó el autoproclamado “presidente encargado” del país. “Agradecemos todos los esfuerzos (de diálogo), pero aquí estamos claros: las soluciones pasan por el cese de la usurpación, un gobierno de transición y las elecciones libres”, completó el líder opositor.

Guaidó toma el control de la embajada 

WASHINGTON.- Después de 37 días de estar tomada por militantes políticos, la embajada de Venezuela en Washington fue ocupada el viernes por los representantes del autoproclamado “presidente encargado” Juan Guaidó. El jueves pasado, la policía sacó de la sede diplomática y se llevó detenidos a los últimos cuatro activistas estadounidenses que quedaban en el edificio en defensa de Nicolás Maduro. Carlos Vecchio, embajador venezolano en Estados Unidos designado por Guaidó, anunció el sábado que su equipo tomó el control del edificio. “Luego de 20 años de opresión, hemos logrado convertir esta embajada en un símbolo de libertad”, dijo ante sus militantes. 

20 Mayo 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar