Un testigo de Odebrecht admite que falseó su relato sobre Lula

El ex directivo de la firma brasileña sugirió que los fiscales del Lava Jato armaron su testimonio 

BRASILIA.- La mayor operación judicial contra la corrupción en América Latina, conocida como Lava Jato, revela cada día una nueva trama oscura, al menos en lo que respecta a la causa que condenó al ex presidente Luis Inacio Lula da Silva a prisión. Esta vez, un “testigo arrepentido” clave de la investigación conducida por el ex juez Sérgio Moro aseguró que fue “casi obligado” por los fiscales de la causa a “construir una historia” para incriminar al ex presidente del Partido de los Trabajadores (PT), que ya ha superado el año en la prisión de Curitiba.

No se trata de cualquier testigo: nada menos que el ex superintendente de Odebrecht, Carlos Armando Paschoal, quien el pasado 6 de julio habló sobre la investigación del Lava Jato, en la que se presentó como “colaborador”, al testificar en otra causa. El ex ejecutivo de la constructora señaló allí a los funcionarios del Ministerio Público Fiscal de Brasil cuando se le preguntó los motivos para hacer delaciones.

“En el caso del sitio (en referencia a la casa atribuida al ex presidente Lula por Moro), que no tengo absolutamente nada que ver, por ejemplo, casi me coaccionaron para que diera cuenta de lo que había sucedido”, dijo. “Yo, en realidad, en ese caso (...) tuve que construir una historia”, admitió Paschoal, que gracias a ese testimonio recibió un fuerte beneficio de reducción de pena: fue condenado a dos años de prisión con régimen abierto.

En ese relato que ahora admite ficticio, Paschoal había dicho que recibió un encargo de Odebrecht para “ayudar en la renovación de una casa en Atibaia, que me habían dicho, sería utilizada por el entonces presidente”. Vale recordar que el ex juez Moro condenó a Lula da Silva por ser el supuesto titular de esa vivienda y beneficiario de las obras supuestamente en pago de un soborno de Odebrecht, aunque sólo pudo esgrimir su propia “convicción” de que el ex presidente era culpable para condenarlo.

Al conocer el nuevo testimonio de Paschoal, el abogado de Lula, Cristiano Zanin Martins, reiteró que existe una estrategia político judicial para encarcelar a su cliente: “Solo refuerza lo que dijimos”, insistió. A su vez, el ex juez Moro y actual ministro de justicia interrumpió su licencia para cuestionar a la prensa por publicar sus mensajes privados con los fiscales del caso, que sugieren un direccionamiento ilegal de la causa del Lava Jato para condenar al ex mandatario del PT. “Soy un gran defensor de la libertad de prensa, pero esta campaña contra el Lava Jato y en favor de la corrupción es casi ridícula”, aseveró Moro.

El ex presidente “es un preso político”
BRASILIA. - La Asociación de Jueces por la Democracia (AJD) anunció la publicación de un documento que señala que el proceso judicial contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (ver principal), fue “dirigido con fines políticos”. Según la entidad, después de las nuevas revelaciones de The Intercept, se hizo evidente que la investigación contra Lula se llevó a cabo de manera ilegal y con varios incumplimientos procesales.

El juez Simone Nacif explicó que la organización decidió realizar dos acciones: “Una es la publicación de una Carta de São Paulo, un documento oficial de la Asociación que declara a Lula como un preso político. Y la otra es un acto en Curitiba para leer este documento y (...) entregarlo al ex presidente”. “Lula es un preso político en el sentido estricto del término: en su condena, se rompieron las reglas de procedimiento y el sistema legal”, sentenció.

18 Julio 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar